Home Tags Posts tagged with "reynaldo pareja"
Tag:

reynaldo pareja

Download PDF

En nuestra tertulia del 15 de febrero, tuvimos el regalo de conversar con el Padre Arturo Sosa, S.J., general de los jesuitas en el mundo. A raíz de su presencia y de lo que nos dijo, consideramos estimulante traer a nuestro blog “en vivo y en directo”, las manifestaciones de algunos de nosotros.

Exjesuitas en tertulia- Febrero 22, 2014
Exjesuitas en tertulia, Febrero 22, 2024
0 comentario
0 Linkedin
priest, holy, josé de anchieta-5999746.jpg
Download PDF

Escoger una sola práctica vivida durante el tiempo que estuve en la Compañía como la que más marcó mi vida no hace justicia a lo que viví en ella y lo que después desarrollé al salirme de la misma. Por eso debo agrupar varias prácticas y temas que moldearon quien soy hoy día.

Lo primero que reconozco es haber tenido una vivencia espiritual experiencial y profunda que ha permanecido conmigo hasta estos 80 años que hoy tengo. Esa vivencia fue tan profunda que, cuando estudiábamos la historia de la Iglesia durante los años de teología, descubrí una profunda incongruencia con una iglesia institucional que no manifestaba ni practicaba lo que predicaba en los púlpitos. En ese momento me convencí que no podía representarla y defenderla cuando ella no deseaba reconocer su pasado bochornoso y culpable y mucho menos, hacer los cambios que ese momento histórico que vivíamos lo exigía.

La Compañía me enseñó a razonar críticamente a lo largo de todos los estudios de literatura, arte, y filosofía. Cuando me retiré, esos estudios me permitieron sopesar evidencias, valorar teorías, cotejarlas con otras diferentes, no quedarme anclado en una sola manera de ver la realidad, mucho menos la espiritual. Como aporte secundario me habilitó para mantener una apertura mental dispuesta a considerar esquemas alternativos de estudiar y entender la realidades físicas, psicológicas, sociales y espirituales.

La práctica de constante introspección, aprendida desde el primer año de la Compañía, me ha permitido entender que somos actores del desarrollo evolutivo de la humanidad, en tanto las cualidades personales lo permitan. Esta percepción me ha dado un sentido de responsabilidad histórica con el que me veo comprometido, en tanto mis posibilidades me permitan contribuir como pueda, en donde pueda, con quien pueda.

La vida en la Compañía me enseñó a tener una férrea disciplina que he podido aplicar en todos los ámbitos de la vida, de manera que he podido planificar y obtener metas en los proyectos que tuve el privilegio de trabajar por los menos favorecidos, en la medida de mis habilidades, logrando mejoría en sus vidas, tanto materiales como en su evolución interior.

Los años transcurridos en esa etapa de convivencia intensa vivida con compañeros de ideales comunes me enseñó a disfrutar los momentos sencillos que la vida ofrece cuando se la experimenta en compañía de amigos unidos por hilos invisibles del espíritu, así como lo sentimos cuando nos reunimos los jueves en nuestras fraternales tertulias.

El contacto sencillo, pero profundo con diferentes grupos de los más desposeídos, me enseñó que, no importa cuánto sea su nivel de poca educación, siempre se aprende de ellos aquellos aspectos de la vida que su dura existencia los obliga a soportar y de los cuales no somos conscientes al menos que se comparta con ellos la dura realidad donde tienen que luchar para existir. El contacto con esa realidad me ofreció la oportunidad de compartirles conocimientos sencillos que les sirvieron para mejorar su nivel de confort, su salud, y aun su orientación del propósito de sus vidas.

Un criterio fundamental adquirido en todos esos años de formación fue el convencimiento de que el mayor tesoro que uno puede obtener en la vida no se encuentra en las cosas materiales perecibles que se pueden acumular, sino en lo que cultivamos que no perece ni se desvanece. Estos tesoros se encuentran en el amar a todos con el corazón y no por interés económico o egoísta, en compartir con quien desee escuchar lo aprendido a lo largo de la vida -tanto lo asimilado en la Compañía como lo aprendido fuera de ella- en confiar en que todos tenemos algo divino en nuestra esencia que nos hace genuinos hijos de Dios y por lo tanto, nos hermana a nivel planetario. 

Otra deuda que tengo con la formación de la Compañía fue que me dio la habilidad de escribir para expresar mis sentimientos, mis emociones, mis pensamientos, mis reflexiones, mis inquietudes, mis lecciones de vida en libros que puedo compartir con quienes quieran leerlos y que les sirvan para su crecimiento intelectual, emocional y espiritual.

Finalmente, la enseñanza más profunda aprendida en la Compañía es que lo más valioso que tenemos todos lo humanos es nuestra relación con Dios, pues esta relación tiene garantía de Inmortalidad, de Amor Incondicional, de Fidelidad Eterna y de Gozo Incomparable.

Reynaldo Pareja

Septiembre, 2023

8 Comentarios
0 Linkedin
a book, read, to learn-2306181.jpg
Download PDF

Tres libros publicados fueron los que marcaron mi vocación-pasión por escribir: Sísifo, la Infancia Evolutiva de la Humanidad, Querido Hijo, voy a ser Papá, y Revelación Progresiva, el Diálogo Permanente de Dios con la Humanidad.

El primero, Sísifo, la Infancia Evolutiva de la Humanidad, me dio la inmensa satisfacción de haber podido exponer una idea filosófica con suficiente claridad que, las personas que lo leyeron, me confirmaron sentirse estimuladas a pensar en esa línea de reflexión -no considerada antes como tema de profundización de nuestra condición humana. Este pequeño éxito me dio el impulso para dejar de un lado la duda de si podía o no abordar temas difíciles con alguna claridad y estímulo para que otros abrieran sus mentes a horizontes nuevos para contemplar la realidad interna de quiénes somos.

El esfuerzo de lograr su publicación física fue toda una escuela de aprendizaje, que me ha servido enormemente para navegar las difíciles olas de los vaivenes concomitantes con cualquier publicación.

Querido Hijo, voy a ser Papá!!

El segundo libro, Querido Hijo, voy a ser Papá, fue una inmersión en el universo interno de las emociones vividas por primera vez con una intensidad consciente, por el solo hecho de escribirlas para mí y para el primer hijo que venía a cambiar totalmente nuestras vidas. 

Este magno evento, vivido diariamente por multitud de hombresque van a ser padres por primera vez, con demasiada frecuencia se escapa, sin profundizar lo vivido en ese milagroso devenir de una criatura que, desde el primer momento de su confirmación de existencia, cambia instantáneamente cómo te ves, cómo te sientes, cómo te expresas al sentirte padre en potencia. 

De no haber escrito y publicado ese libro, no tendría la dicha, 40 años después, de emocionarme al releerlo, y derramar lágrimasde profundo agradecimiento al Creador de la Vida por haberme dado la oportunidad de experimentar la paternidad vivida con ese grado de intensidad.

Cuando he compartido el libro con hombres que van a ser padres por primera vez, no pueden menos que darme las gracias por ayudarlos a procesar un momento excelso de sus vidas, que de otra forma se lo hubieran perdido.

El tercer libro, Revelación ProgresivaDiálogo permanente de Dios con la humanidad, consolidó mi vocación de seguir escribiendo sobre los temas trascendentales que en algún momento todos estamos invitados a reflexionar profundamente y que nos llevan a tomar decisiones que, de ahí en adelante,definen el estilo de vida y de pensar. Uno no puede quedarse callado por vergüenza, ni dejar de compartir el descubrimiento existencial de haber sido creado a “imagen y semejanza de Dios” y lo que eso significa en el diario vivir consciente. 

Cuando esta perspectiva se graba en todo el ser corporal, en la mitad del corazón y de la mente, se convierte en un dinamismo por querer compartir la otra gran Revelación que Dios nos ha hecho: nunca ha dejado de hablarnos, a lo largo de toda la historia de la humanidad. Cada Revelación progresiva, ha sido dada por una Manifestación (Profeta-Mensajero) de Dios quienrevela un conjunto de enseñanzas divinas, de acuerdo con su estado de evolución espiritual.  

Escribir uno, dos, 16 o más libros sigue siendo la pasión de mi existencia. A medida que he ido madurando ideas, reflexiones y lecciones de vida, he encontrado en estos momentos de creatividad la realización del potencial que me ha sido gratuitamente regalado para compartir esas reflexiones con quienes tengan interés de rumiarlas y usarlas para su crecimiento interior.

A todos los que tengan esas cosquillas mentales, esos dedos bailarines, se les invita a que no duden un momento en expresar e imprimir en papel físico o electrónico sus sentimientos, emociones, ideas y propuestas de vida. Es la herencia que se puede dejar a muchos que ni siquiera nos conocenpersonalmente, pero que pueden crecer con las lecciones que dejemos consignadas en cualquier formato de libro.

Si alguien desea recibir cualquiera de los libros presentados, me envía un correo y con gusto se lo hago llegar. Los otros libros se encuentran en mi página web: reynaldoalternativevision.com – Igualmente, si hay algún otro libro de interés, no duden en solicitármelo a: reypareja@yahoo.com

Reynaldo Pareja

Agosto, 2023

3 Comentarios
1 Linkedin

Recordado papi

Por Reynaldo Pareja
Download PDF

El evocador artículo enviado a nuestro blog por Chucho Ferro para el día del padre de este 2023, nos animó a muchos a escribir  “cartas” inspiradas en nuestros padres que venimos publicando aquí, para compartir con todos/as…

Hace mucho tiempo que he querido escribirte esta carta. Ahora que se me ha presentado la oportunidad, la aprovecho para expresarte mis sentimientos y recuerdos de quien fuiste como padre y el rol decisivo que jugaste en mi vida.

Te recuerdo como un hombre dedicado con ahínco a ser un proveedor excelente de todas las necesidades básicas mías, de mis hermanos y de mi madre. No recuerdo haber pasado un solo día en el que me haya ido a la cama con hambre porque no había nada que comer en casa. 

Fuiste un proveedor ejemplar que me dejó impreso en mi consciencia que, si algún día tuviese hijos propios, lo haría cuando pudiera darles todo lo que necesitaban para crecer sanos, bien alimentados, con una buena educación y nivel de responsabilidad personal que los haría conscientes de cómo comportarse en la vida de manera que les ofrecieran lo mismo a sus propios hijos. 

Lo logré y te lo agradezco porque al ver a mi hijo tratar a los suyos de esa manera, siento que tu esfuerzo floreció en los nietos que he tenido el privilegio de abrazar, jugar con ellos, deleitarme en contarles cuentos antes de dormir o tener una sesión de lucha libre sobre mi cama como la corona del día. Recuerdos como éstos nunca los tuve contigo, porque creciste en esa cultura donde el hombre no expresaba emociones ni sentimientos tan profundos; esa no era la reacción del macho estoico, esperado por dicha cultura.

Tu responsabilidad laboral ejercida a lo largo de los 30 y más años de trabajo que llevaste a cabo, la aprendí desde muy joven y la apliqué en mis años laborales, logrando un nivel de profesionalidad que fue reconocida en todos los seis países donde trabajé para la misma compañía hasta que me retiré de las misma después de 25 largos años de trabajo. Gracias de nuevo porque esa tenacidad me la enseñaste con el ejemplo que no necesité de discursos didácticos.

Si bien tengo todos esos recuerdos de responsabilidad los hay también de tu alegre y jocosa personalidad que te hacía ser el centro de cualquier reunión de amigos. Unas carcajadas estruendosas creaban el ambiente de jocosidad que todos gozaban. Si me animé a aprender a bailar fue también por tu ejemplo que, como buen costeño, tus piernas se movían con la gracia y agilidad de los que no necesitan más de dos notas para lanzarse al ruedo.

Y también tengo que agradecerte porque con tus limitaciones aprendí lecciones de vida que hasta el día de hoy me han servido. La primera, no dejar que la bebida se convierta en un requisito para expresar mi alegría y buen genio. Tu afición a la misma, celebrada por nuestra cultura que apoya y estimula que, sin alcohol no puede haber una reunión alegre, y de sana expansión, me permitió eximirme de esa dependencia, dándome la oportunidad de expresarme conscientemente tanto en ideas como en sano humor.

Me enseñaste también que, si se triunfa en la vida económicamente, no es para derrocharlo todo a manos llenas, para impresionar a los supuestos amigos que se desvanecieron cuando te retiraste y no podías sostener el ritmo de gasto que exigían para aceptarte en su círculo de amistades.

Otra lección que aprendí, que te la agradezco cada día que tomo un libro para investigar, para encontrar ideas que me han de servir para el próximo libro que escriba, es que uno adquiere un valor exponencial de enriquecimiento intelectual, emocional y espiritual con la lectura constante. Nunca te vi leer un libro de literatura, de arte, de ficción, o de reflexiones sobre la vida. Precisamente esa ausencia de lectura te impidió tener una conversación de fondo conmigo o con tus amigos puesto que no tenías marcos de referencia que te permitían diálogos de profundidad. Eso te mantuvo en un nivel de superficialidad que compartías con los de tu grupo de conocidos porque la mayoría no leía tampoco. La costumbre de leer que aprendí de esa lección es la que me ha enriquecido permanentemente. Gracias de nuevo, papi. 

Finalmente, aprendí que, sin una vida interior – que nunca realmente te la vi manifestar verbal o por acciones concretas – me dio la pista que, sin ella, la vida se convierte en un vacío de alegría artificial pero no plena como la que experimento diariamente. Gracias porque tu vacío interior me estimuló a encontrar una plenitud interior que no la cambio por nada porque le ha dado a mi vida espiritual una dinámica y propósito que supera la vergüenza que solemos tener de no abordar estos temas con los amigos o recién conocidos.

Gracias papi, porque sin haber sido quien fuiste, probablemente no sería hoy quien soy.

Reynaldo Pareja

Julio, 2023

3 Comentarios
1 Linkedin

Carta a mi Padre

Por Dario Gamboa
Download PDF

El evocador artículo publicado por Chucho Ferro el reciente Día del Padre, nos animó para compartir en una tertulia de nuestro grupo, los mensajes que tendríamos para nuestros padres, resumiendo nuestra experiencia de vida con ellos. Pedro Benítez, Marta Helena Ferro, Samuel Arango, Jorge Luis Puerta, Juan Gregorio Vélez, Jesús Ferro, Rosario (Ro) Rodríguez, Julio Hidalgo, Alfredo Cortés, Bernardo Nieto, Darío Gamboa, Reynaldo Pareja y Vicente Alcalá leyeron en este orden sus cartas en una tertulia emotiva y profunda que compartimos con nuestros lectores.

Exjesuitas en tertulia, Jueves 6 de Julio, 2023
0 comentario
0 Linkedin
mother, depressed, homeless
Download PDF

Dice el dicho que “una imagen” vale más que mil palabras. Dado que vamos a reflexionar sobre la pobreza, qué mejor que verla y sentirla antes que describirla. Invitamos al lector a ver este corto video que la pone de relieve en varias de las dimensiones que quisiéramos reflexionar. 

@valmoresrivas

La encargada de guiar a estos pequeños merecedora de todo lo bueno en la Vida. #ospino #araure #portuguesa #venezuela #social #fundacion

♬ sonido original – valmoresrivas

Todas las características que nos comparten la madre y el joven son un vívido resumen de lo que es la pobreza que, inaceptablemente, está presente en todos los continentes.

La experiencia de vivir en la pobreza, con las limitaciones que ésta conlleva, es una vivencia diaria que impacta al individuo en la más elemental de las necesidades: la de poder comer para aplacar el hambre. Si no comemos diariamente lo que necesitamos, sencillamente nos debilitamos, nos enfermamos y en grado extremo nos morimos literalmente, “de hambre”.

La pobreza se puede analizar desde varios niveles y descubrir que tiene múltiples significados que repercuten a nivel individual – el psicológico, anímico, espiritual – como al nivel comunitario, nacional e internacional. 

No me detengo en los niveles nacionales (1) e internacionales porque estos son bien conocidos por todos nosotros. Me inclino a concentrarme en los niveles psicológico, anímico y espiritual, pues son los que más directamente afectan al individuo. 

Vivir en esa constante realidad de carencia nos define cómo vemos el mundo y los demás. Nos lleva a albergar resentimiento contra el establecimiento que es culpable,- en gran medida, de por qué no se tiene la comida que aplaca ese vacío voraz que se siente en el estómago, todos los días, demasiadas noches cuando se tiene que ir a dormir con las mordidas de hambre que dan el estómago y los intestinos. Nos lleva a resentir de aquellos que, teniendo de sobra, no se apiadan y no alivian esa insoportable pobreza. Nos lleva a perder la noción de respeto de la propiedad de los otros, pues la necesidad por las cosas básicas, nos impulsa a quitárselas a aquellos que les sobra. Nos puede convertir en resentidos sociales, completamente justificados por vivir constantemente la experiencia de carencia y hambre.

Hasta acá es fácil entender el por qué la pobreza puede moldear una psique personal de esta manera, a tal punto que los principios éticos se relativizan y no tiene sentido respetarlos.

Pero hay otra dimensión de la pobreza, pocas veces analizada, pues suena a una irrealidad traída por los cabellos. Me refiero a la dimensión espiritual. 

Esta dimensión es, ciertamente, más difícil de captar, entender y asimilar. Pero el muchacho del video nos da pautas para vislumbrarla. Cuando hace referencia a Dios, a estar agradecido, tener fe y esperanza, él está dándonos una guía para entender que hay una difícil dimensión de la pobreza que se nos escapa con frecuencia: la espiritual.

Curiosamente, Jesús una vez dijo, “Porque pobres tendréis siempre con vosotros, pero a mí no me tendréis siempre. (Mt. 26:11). ¿Qué quiso Jesús decir con esta afirmación? Si tomamos literalmente estas palabras de Jesús, esa realidad está cumpliéndose al pie de la letra pues las Naciones Unidas afirman que, en pleno Siglo XXI hay más de 700 millones de personas, o el 10 % de la población mundial, que aún vive en situación de extrema pobreza hoy en día, con dificultades para satisfacer las necesidades más básicas, como la salud, la educación y el acceso a agua y saneamiento, por nombrar algunas. (un.org)

Al paso de tortuga que van las reformas económicas, políticas, y sociales que se necesitan para resolver la pobreza rampante que se da a los niveles nacionales y a los internacionales donde las decisiones colectivas podrían aliviarla, no sería de extrañar que la misma apabullante realidad la encontraremos en las próximas centurias. Mientras las extremas diferencias sociales en lo económico existan, los pobres estarán entre nosotros.

Cabe entonces preguntarnos si hay otra forma de entender la afirmación de Jesús que no sea la pobreza física. La hay y es obviamente la espiritual. Hay multitud de personas que son ricos materialmente, pero son pobres espiritualmente. 

Esa multitud, en gran medida, es las causante de la existencia de las condiciones de pobreza omnipresentes en todos los continentes de esta casa terrenal que compartimos. Los espiritualmente pobres son los que no tienen compasión, los que no tienen sentido de justicia, mucho menos de empatía. No les importa el bien común y por lo tanto, no están interesados en ayudar a buscar soluciones a tan flagrante situación mundial que podría remediarse si las cualidades espirituales, puestas al servicio de la solución, podrían reducir la pobreza a una insignificante realidad.

Y como aspecto contradictorio, la existencia de esos pobres que no tienen nada, y están entre nosotros, es la mejor oportunidad para ejercer el poderío espiritual de la empatía, de la compasión, de la gratuidad, del amor que se da, que comparte, que ayuda, que neutraliza las causas humanas que crean el problema. 

En este sentido, podemos darles a los pobres gracias todos los días por recordarnos que lo mejor de nosotros mismos se da cuando salimos de nuestros encapsulados y egoístas “yos” para descubrir que en las necesidades de los otros “yos” está el sentido de universalidad que todos compartimos. Que cada pobre nos rescate de nuestra acomodada y rica realidad para sacudirnos un tanto, para poder manifestar nuestra grandiosidad interior: el reconocimiento de que todos, en esencia espiritual, somos idénticos, porque hemos sido creados a la “imagen y semejanza” de Dios, en y por amor. 

Reconocernos así, es darle paso a la posibilidad de crear una civilización donde nos reconocemos como pertenecientes a una sola raza, la raza humana que habita en el único país, el planeta – que se nos ha confiado en fideicomiso para su administración responsable, de manera que toda su riqueza material sea el patrimonio de toda la humanidad con el que la pobreza pueda ser neutralizada. 

—————

  1. Según el DANE, en el 2021, 3,6 millones de personas ingresaron a la condición de pobreza y 2,78 millones a la condición de pobreza extrema. En total son más de 21,02 millones de personas las que subsistían en ese momento con menos de $331.688 mensuales, un monto que, según el DANE, es la línea de pobreza en Colombia.

Reynaldo Pareja

Mayo, 2023

2 Comentarios
0 Linkedin
Download PDF

El sentimiento de ser colombiano se ve matizado en forma diferente cuando se ha vivido fuera de la patria por más de 37 años, en comparación con aquellos que han vivido durante décadas y décadas en ella. Esa lejanía matiza, sin duda, el cómo vivo mi orgullo de ser colombiano que lo reflejo en mis observaciones siguientes.

Belleza de la naturaleza

Aunque no he podido visitar todos los sitios dignos de ser apreciados, admiro con ternura su belleza que he contemplado en múltiples fotografías de los amigos que han gozado los escenarios que tenemos en todo el territorio. Allí existe fauna y flora que pocos países tienen, donde abundan las especies de insectos muy variados, flores y orquídeas que rivalizan en belleza con flores de cualquier parte del mundo.

Nuestros bosques y selvas tropicales cobijan múltiples especies animales que solo se encuentran en Colombia, como el tapir o la anaconda, así como pájaros de todos los colores y tamaños, perros sin linaje, vacas de alcurnia, como las criadas a lo salvaje, toros, papagayos, gatos feos y otros cariñosos, pero igualmente esquivos. No nos faltan ni hormigas, mosquitos, abejas, arañas, lagartijas o iguanas.

Mi país natal, ecológicamente, cuenta con todo lo que otros países solo tienen parcialmente: dos océanos, lagos, montañas, valles, ríos, selvas, desierto, nevados, paisajes de ensueño y un encanto mágico en sus exuberantes paisajes que se saborean en momentos de paz y suscitan en el subconsciente un recuerdo del paraíso terrenal que no logramos capturar, pero si añorar.

Belleza de su gente

Tenemos una colección de etnias que nos enriquece como especie humana y nos permite vivir la realidad de que somos una sola raza ‒la raza humana‒, con multitud de expresiones de color de piel, textura de pelo, estatura y un conjunto de lenguas que reflejan la creatividad de muchas etnias que se han integrado al mosaico de la diversidad humana bajo el manto de nacionalidad colombiana.

Me enorgullece saber que hemos contribuido a la cultura y arte universal con un García Márquez, que nos produjo el ensoñamiento del realismo mágico, un Botero, que ha conquistado las calles de Nueva York con sus imponentes estatuas, los poemas sobresalientes, musicales y de puro sentimiento nacidos de la inspiración de Porfirio Barba Jacob o José Asunción Silva.

Igualmente, hemos producido científicos del calibre del Dr. Hakim con su famosa válvula cerebralLa brillante colombiana Adriana Ocampo Uria, astrónoma, geóloga planetaria y piloto astronauta. Martha Gómez (Ph.D), oriunda de Pereira, una autoridad mundial en clonación. Jorge Reynolds, científico bogotano, domina la electrofísica cardiaca y la ingeniería biomédica, reconocido mundialmente como el inventor del marcapasos artificial externo, con electrodos internos. El ingeniero colombiano Nelson Sabogal es hoy una de las personas que más sabe sobre los secretos de la capa de ozono. Y muchos más que han contribuido al adelanto de la ciencia.

Su cultura

Tenemos una amalgama de culturas: afro, indígena, española, caribeña, norteamericana, todas con rasgos típicamente colombianos.

Las expresiones musicales tienen más de 1025 ritmos, como el bambuco, el pasillo, el torbellino, la guabina y el bunde, la cumbia, el galerón, el joropo, el mapalé, el merengue. No nos faltan estilos, pues hasta el pasodoble lo hemos integrado a nuestros bailes de salón, a la par del rock and roll y el rap.

Los cantantes colombianos conocidos internacionalmente han puesto a Colombia en los éxitos musicales modernos: Shakira, Carlos Vives, Juanes, Andrea Echeverri y Maluma.

Su rostro feo

Pero como muchos otros países, tenemos políticos corruptos institucionalizados, intocables, abusadores del poder político que tienen la posibilidad de escaparse de ser ajusticiados.

Hemos vivido con odios políticos enconados durante decenas y decenas de años de lucha política que no acaba de superar el clientelismo y el partidismo, empecinados en mantenerse en el poder para seguir desangrando las arcas públicas contribuyendo a mantener la pobreza de los que no tienen acceso a dichas prebendas.

Adolecemos de un ejército que se involucró en masacres de campesinos durante la época de la Violencia y algunos policías sobornables por diversas razones. 

Hemos vivido y alimentado una violencia aceptada y practicada a nivel nacional, regional, callejero por los grupos de interés que la usan para mantener el control y poder que los alimenta diariamente. 

Se nos ha conocido, a lo largo de varias décadas como un país cuya inseguridad callejera se manifiesta en asaltos a la luz del día, robos en los buses, desfalcos en las compras, hurtos de automóviles en los parqueaderos. Momentos traumatizantes que multitud de personas han tenido que sobrevivir en silencio porque no hay fuerza pública que pueda impedirlo. 

El narcotráfico descontrolado ha envenenado a miles de consumidores, ha corrompido el sistema económico, político, al ejército y a la policía, logrando perpetuarse en su destructora producción de drogas que aniquilan a los que las consumen, pero que enriquecen desmesuradamente a quienes producen ese “paraíso” mortal.

No nos faltan abusos de derechos humanos sin justicia. Son los más pobres los que no tienen cómo defenderse y mucho menos conseguir justicia.

Nos caracteriza una cultura de critica negativa de los demás a sus espaldas y con la intención de destruirlos que, aunque universal, tiene una forma colombiana muy especial de ser. 

Tenemos una discriminación racial y de clase social que nos mantiene aún encasillados en niveles insalvables para la integración nacional.

A pesar de todo

A pesar de todo este rostro feo e hiriente que nos ha dejado con una herida en el alma nacional, me siento orgulloso de ser colombiano pues nuestro país ha producido para la historia latina y mundial nuestra marca de un país que no se doblega, sino que sigue luchando por conseguir esa paz tan anhelada, esa justicia tan necesaria para superar tantas inequidades.

Sigo orgulloso de poder contribuir a esa historia nacional e internacional en la medida en que nuestros esfuerzos individuales y colectivos nos hacen brillar en el firmamento del esfuerzo humano que sigue evolucionando.

Reynaldo Pareja

Diciembre, 2022

5 Comentarios
0 Linkedin
Download PDF

Ante la propuesta de dedicar dos sesiones para compartir las poesías favoritas de nuestra autoría o de algún poeta preferido, nuestro grupo tuvo dos “Tardes de poesía” o “Patio de los poetas”. Se presentaron inspiraciones escritas hace muchos años o recientes, o escritas por otros poetas ‒famosos o no, familiares o compañeros jesuitas‒ a quienes admiramos y de quienes aprendimos a colocar en el papel los pensamientos y sentimientos de momentos y circunstancias especiales. En este Patio de los Poetas que iniciamos esta tarde en nuestra sección de cultura compartiremos con nuestros lectores los videos de estas muestras especiales para cada uno. 

Exjesuitas en tertulia- 14 de Julio, 2022
0 comentario
1 Linkedin
Download PDF

El Informe de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición no es un tratado académico, como tantos que se han hecho sobre la guerrilla, la violencia o el narcotráfico en Colombia. Es un relato primordialmente humano, pues ha rescatado la pesadilla de los miles y miles de hombres, mujeres y niños abusados, maltratados, humillados, silenciados y asesinados por justificaciones ideológicas, intereses políticos, desmesurado deseo de control y autoridad, por los silencios cómplices, indiferencia de multitudes, desinformación constante; por amenazas, persecuciones y eliminaciones de aquellos que se atrevían a denunciar lo que estaba ocurriendo. 

El Informe de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición es un informe-radiografía de 60 años de encarnizada lucha de toda una sociedad desarticulada e indiferente a la descomunal masacre nacional que ese estaba viviendo. “Lo hace desde la consideración de que reconocer este impacto y el respeto por la vida humana son el punto de partida para cualquier proceso de reconstrucción, diálogo social y propuesta de transformación” (p. 22). 

La amplitud del número de entrevistados

El análisis y las conclusiones que presenta el Informe de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición son el resultado de haber conversado con multitud de víctimas, victimarios, instituciones, estratos estatales de la policía, del ejército, de la guerrilla, de organizaciones humanitarias; en fin, de representantes de todos los involucrados, tanto víctimas como victimarios. En términos concretos, la Comisión llevo a cabo “14.000 entrevistas y se establecieron conversaciones con más de 30.000 personas de todos los sectores sociales, regiones, identidades étnicas, experiencias de vida, tanto dentro de nuestras fronteras como fuera de ellas” (p. 12). Una muestra que supera grandemente estudios previos del conflicto y que le dio voz, sin mordaza, a los que más directamente sufrieron su impacto.

Esta extensa muestra de participantes permitió a la Comisión definir el perfil de los actores del conflicto, demostrando que era un “entramado de alianzas, actores e intereses” cuya responsabilidad directa abarcó “sectores políticos (de todas las ideologías), económicos, criminales, sociales y culturales” que dejó “más de nueve millones de víctimas” y que tuvo “responsables directos e indirectos que deben responder por las decisiones que tomaron” (p. 13).

El Informe es la expresión directa del dolor, del impacto en sus vidas, del sufrimiento forzado que vivieron las víctimas. Es la voz de los sin voz que por fin pudieron expresar la tragedia como la vivieron, no como la reportaron los medios o fuentes parcializadas que representaban más bien los intereses propios de su organización política, económica o estatal.

Temas-realidades investigados

Los temas-realidades abarcados son extraordinarios. El Informe de la Comisión logra desenmarañar el entramado formado por las inacciones del Estado, la corrupción de políticos, latifundistas y narcotraficantes; las barbaries llevadas a cabo por la guerrilla, los paramilitares, el ejército, la policía las autodefensas. No excluyó los impactos de la guerra en la ecología, en los abusos y violaciones de los derechos humanos, en el silenciamiento cómplice de todos los que nolevantamos nuestras voces para denunciar las injusticias que se llevaban a cabo. 

Puso de relieve el desarrollo de modelo de inseguridad aceptado por todos como la forma normal de vida diaria, la impunidad como factor clave para que el conflicto armado siguiera existiendo por tanto tiempo. Hizo evidente que el mantenimiento de la guerra tuvo un impacto social en el que se aceptó “el uso de la violencia en las relaciones interpersonales de la vida cotidiana” hasta convertir el país en “un campo de lucha de buenos y malos, de amigos y enemigos”, obviamente dependiendo de quién acusaba al otro de ser el malo o el enemigo (p. 19).

Impacto de la guerra

El Informe estima que entre 26.900 y 35.641 niños, niñas y adolescentes fueron reclutados en el periodo 1986-2017. Es fácil entender que niños y niñas arrebatados de sus hogares y forzados a vivir con la guerrilla y a actuar como combatientes sufrieron un impacto emocional en su desarrollo por el simple hecho de estar alejados de sus familiares, tan necesarios para la construcción de su personalidad. La falta de futuro es un impacto dramático y, a la vez, invisible en esa niñez afectada por la guerra (p. 21). 

Se calcula que, en el contexto del conflicto armado, ocho millones de hectáreas fueron despojadas en forma violenta. De acuerdo con la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, 32.812 personas han declarado haber sido despojadas de sus tierras y 132.743 han expresado la pérdida de bienes muebles o inmuebles asociada al conflicto armado (p. 24).

El Informe expone sin temor que “la guerra ha resultado beneficiosa para sectores que acumularon tierra y propiedades, ha fortalecido las economías ligadas al conflicto armado y al narcotráfico y los que ganaron poder político”, mientras explotaban a la población rural empobrecida y a los pueblos étnicos (pp. 25-26).  

Radiografía sin temor del país durante el periodo del conflicto

Si hay algo importante por resaltar del Informe es su audacia para hacer una radiografía descarnada de todos los sectores que estuvieron involucrados en semejante delirio de control del país para su beneficio institucional y aun personal. De ahí que el Informe no tiene miedo de enumerar a todos los sectores involucrados en mantener dicha situación de violencia porque les brindaba las posibilidades de seguir explotando al país en todos los ámbitos donde habían anclado sus garras.

Así pues, el Informe evidencia que tanto el ejército, como la guerrilla, la policía, los paramilitares, como el narcotráfico, los terratenientes, los políticos del momento, los maleantes, los controladores de la economía del país, los medios de comunicación, las organizaciones extremistas, las posiciones ideológicas de la Iglesia, y la masa de los indiferentes no querían admitir lo que estaba ocurriendo. Todos, de alguna manera, participaron en el proceso, en hilvanar el entretejido que llegó, no pocas veces, a justificar los horrores que se estaban cometiendo porque se hallaban más interesados en defender sus posiciones de privilegio o de control que en admitir su rol en la tragedia nacional.

El gran mérito del Informe

El gran mérito que del Informe de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición es que los análisis y juicios hechos se efectuaron con base en el diálogo constructivo que tuvieron con todos los entrevistados al darles oportunidad de expresar el horror sufrido bajo el abuso de los que tenían las armas y el permiso para usarlas en contra de ellos. Los entrevistadores pudieron rescatar lo no-dicho, lo no-descrito por aquellos que tenían el poder y los medios para hacerlo, pero que optaron por guardar un silencio indiferente.

El Informe, centrado en las víctimas, rescató del olvido y del silencio cómplice la esencia humana que había sido pisoteada, negada, descartada y, en la práctica, declarada inexistente. Puso de relieve los múltiples escenarios en que los derechos humanos más básicos fueron pisoteados, negados a todos las víctimas asesinadas, ultrajadas, obligadas a migrar.

El Informe declaró, con audacia, la total ausencia en todas esas actividades, de una ética y moralidad básicas que puso de relieve cuán desnaturalizado fue todo el proceso, pues las víctimas fueron objetivadas como molestias y obstáculos que impedían a los actores grupales, estatales o militares alcanzar sus objetivos y que, por lo tanto, fueron sistemáticamente eliminadas o neutralizadas. 

El Informe logra rescatar la dignidad y los derechos humanos como el parámetro más elemental sobre el cual debe llevarse a cabo el diálogo constructivo de una paz duradera. A todos los implicados se nos pide tomar conciencia de lo ocurrido, donde quiera que uno esté ubicado, y a participar en este diálogo nacional de reconciliación, pues es la solución para establecer una paz duradera y una reorganización profunda de las estructuras gubernamentales, económicas y sociales de quienes participaron en el conflicto. Esto implica el reconocimiento de todas las partes de su participación y responsabilidad en lo ocurrido, declarando dicha participación, pidiendo el perdón correspondiente y aceptando la reparación necesaria que el proceso legal y de justicia establezca.

Concluyo haciendo el más caluroso reconocimiento a la integridad, ecuanimidad, arrojo, equilibrio, profundidad de análisis y liderazgo de los comisionados. Estoy seguro de la redacción de porciones claves del Informe porque en ellas se detecta enseguida la integridad moral de un individuo comprometido con la lucha en pro de la dignidad del ser humano al que le ha dedicado su vida de hombre involucrado, de religioso convencido, de humanista integral que vivificó todo el proceso, imprimiéndole esa profundidad y dignidad que la tienen los grandes de la historia. Así es Pacho de Roux, jesuita y presidente de la Comisión.

Reynaldo Pareja

Agosto, 2022

12 Comentarios
0 Linkedin