Home Tags Posts tagged with "exjesuitas en tertulia"
Tag:

exjesuitas en tertulia

Download PDF

No soy budista, pero no es absurdo hablar de Budismo Mariano. Hay varias escuelas o ramas del budismo. Tampoco digo como el autor del libro: “Sin Buda no podría ser cristiano”, pero sí comparto su idea de que budismo y cristianismo no son contradictorios, sino compatibles o complementarios, sin que cada uno renuncie a su propia identidad. La devoción mariana es un hecho “universal” y muy latinoamericano, muy bello y positivo.

La fotografía de la izquierda muestra las “stupas1” o “cairns” que algunos meditadores dejan al pie de una de las cascadas que se muestran abajo. Simbolizan estabilidad, equilibrio y conexión espiritual, expresión de devoción… o la construcción gradual de la iluminación y la ascensión espiritual. Apilar las piedras es una forma de acompañar la meditación budista.

La fotografía de la derecha tiene de común con el budismo el gesto de las manos juntas, como signo de respeto, reverencia, paz y devoción; esta imagen de la Virgen está, a mitad de camino, entre las dos cascadas que muestran las fotos siguientes (en verano) y que se encuentran en el municipio de Gachantivá (Boyacá):

Vemos, pues, que “conviven” prácticas budistas y tradición popular mariana en una misma región, en un mismo paraje bellísimo, como es la reserva “Los tucanes”.

Este artículo no trata de hacer un “repaso” del budismo ni del cristianismo. Simplemente, quiere compartir la experiencia de un paseo delicioso, que suscitó espontáneamente reflexiones agradables e inconclusas.

Un doctor en biología molecular dice: El budismo no se opone a la ciencia; la considera una visión importante, aunque parcial, del conocimiento. Uno de los temas principales del budismo es el sufrimiento. El sufrimiento es el resultado de la ignorancia. Lo que hay que disipar es la ignorancia y esta es, en esencia, el apego al “Yo” y al conocimiento superficial de las cosas. Aliviar los sufrimientos inmediatos del prójimo es un deber, pero no basta: es preciso poner remedio a las causas mismas del sufrimiento.

Suena semejante al pensamiento cristiano: es un deber reparar las injusticias inmediatas contra el prójimo, pero no basta, es necesario solucionar las causas estructurales de la injusticia y, más a fondo aún, Jesucristo no vino sólo a perdonar los pecados, sino a vencer al pecado y a la muerte; Jesús no es simplemente un buen modelo, como Buda.

Se resaltan en el budismo las “tres joyas” que son: el Buda, el Dharma (o camino) y la Sangha (o comunidad). Un paralelo sería: Jesucristo, el Evangelio y la Iglesia.

La doctrina del Buda se sintetiza en las Cuatro nobles verdades, la última de las cuales consiste en el “óctuplo sendero” que lleva desde la superación del sufrimiento hasta la iluminación, 8 pasos: comprensión correcta, intención correcta, palabra correcta, acción correcta, modo de vida correcto, esfuerzo correcto, atención plena y consciente, mente correctamente enfocada y concentrada.

Otro valor fundamental del budismo es la compasión, que se puede asemejar a la misericordia cristiana.

Por su parte, la devoción mariana no es un sencillo “sentimentalismo”, se fundamenta en profundas realidades; la principal, La Virgen María es la madre de Jesús y, por extensión, es el prototipo de la maternidad con todas sus características: amor, fecundidad, protección, ejemplo, sacrificio, intermediación, auxilio…

Baste recordar las palabras y acciones de María, según se consignan en el Nuevo Testamento:

Hágase en mí, según tu palabra.

Mi alma canta la grandeza del Señor… porque se ha fijado en la humildad de su esclava y en adelante me felicitaran todas las generaciones.

María guardaba todo esto, meditándolo en su corazón.

¿Por qué nos has hecho esto? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados.

Le dice a Jesús ¡no tienen vino!… y a ellos ¡hagan lo que Él les diga!

Junto a la cruz estaba su madre… Jesús, viendo a su madre y a su lado al discípulo amado, dice a su madre: mujer ahí tienes a tu hijo. Después dice al discípulo: ahí tienes a tu madre. Y desde aquel momento, el discípulo se la llevó a su casa.

Después de la resurrección y manifestación de Jesús… Estaban todos ellos…con la madre de Jesús y… permanecían íntimamente unidos en la oración.

Las palabras de Jesús en la cruz son el fundamento de la maternidad espiritual de María para con los creyentes, y de su título de Madre de la Iglesia. La acogida del discípulo es una “profecía” del sentimiento filial del pueblo cristiano hacia la Virgen María. No es solamente la Palabra escrita, sino la Tradición viva de la comunidad cristiana la que da testimonio de María.

Durante veinte siglos y en todas las regiones evangelizadas se venera y se ora confiadamente a la Madre de Jesús. Ella se ha manifestado o “aparecido” en múltiples ocasiones y circunstancias. El pueblo y los artistas cristianos han respondido con oraciones y cánticos, con santuarios, monumentos, pintura, arquitectura, escultura y música… como expresiones de veneración, solicitud y gratitud.

No hay explícitamente un “budismo-mariano”, sino que los valores y principios del primero reciben refuerzo, claridad e impulso en la comunidad cristiana que venera a la Virgen María, Madre de Jesús.

Vicente Alcalá Colacios

Febrero, 2024

1 comentario
1 Linkedin

El estilo Trump

Por Francisco Cajiao
Download PDF

Trump se ha estado lavando las manos por cuatro años, pero ha insistido en su papel de víctima.

Sorprende que un presidente que prometió cambiar las costumbres políticas que durante décadas denunció y combatir todas las formas de corrupción, aparezca inventando que quieren tumbarlo de su cargo. Más sorprendente aún es que el cuento se lo haya “comido” el presidente de la OEA.

Gustavo Petro consiguió la presidencia en elecciones democráticas legítimas, así como el Fiscal, la Procuradora, el Contralor, senadores, representantes y magistrados de las altas cortes han sido designados legítimamente, siguiendo los procedimientos y normas previstos por la Constitución. Eso no significa que todos creamos que son los mejores para ejercer las funciones que corresponden a sus cargos.

El 47,3 % de la gente votó por Rodolfo Hernández, lo cual significa que Petro no le gustaba a casi la mitad de los electores. Pero él ganó y eso le ha dado el derecho a gobernar, que es lo que todo el mundo le pide que haga, incluyendo sus opositores. El fiscal Barbosa hizo una muy cuestionada gestión, pero que no le guste al Presidente o a una parte de la ciudadanía, no significa que su investidura carezca de legitimidad y que investigar a funcionarios o parientes del gobernante sea una amenaza contra las instituciones. Lo mismo puede decirse de la Procuradora. Y de los tropiezos de los proyectos en el Congreso. Y de las investigaciones sobre el uso de los dineros públicos.

El problema es otro: si se nombra a funcionarios ineptos que se brincan las normas de contratación por ignorancia o por soberbia, aun después de ser advertidos, los responsables constitucionales de investigarlos y sancionarlos deben cumplir con su deber; si una ministra dice tonterías, hace tráfico de influencias para sacar a su hijo del país y su marido es contratado con otras entidades, no se puede molestar el Presidente con las críticas.

No sé cómo explique el Gobierno el nombramiento de Armando Benedetti en una embajada inventada ad hoc para sacarlo del país y tenerle la boca cerrada después de todo lo que alcanzó a decir. ¿Qué pasó con las investigaciones penales y disciplinarias pendientes? La lista de personajes oscuros y poco calificados designados por el Presidente de la República es larga, para hablar de aquello donde es directo responsable, porque enredos como los de su hijo y su hermano lo afectan mucho, pero no son atribuibles a él.

A los mandatarios de derecha, centro o izquierda no suelen caerles bien los órganos de control, las ramas del poder que puedan limitar su poder o las fuerzas sociales que critiquen su gestión. Pero eso no se acerca a un golpe blando o duro. A veces parecería que el Presidente se sentiría mejor si efectivamente alguien quisiera derrocarlo, pues en ese caso sería una víctima de las oligarquías, un mártir del cambio y no el responsable directo del fracaso más estruendoso de unas promesas que se van quedando en discursos y en una larga lista de funcionarios que replican exactamente lo que propusieron cambiar. Cada que surge una crítica sobre el uso abusivo de recursos del Estado para lujos personales, gastos suntuarios y cosas por el estilo se argumenta que son legítimos porque también antes se hacían. ¿Y, entonces, cuál era el cambio?

Trump desconoció la legitimidad de unas elecciones y azuzó a una turba para que se tomara el Congreso. Un simulacro parecido sucedió aquí la semana pasada frente a la Corte Suprema de Justicia. Trump se ha estado lavando las manos por cuatro años, pero ha insistido en su papel de víctima, y con cada denuncia penal aumentan sus seguidores y sus posibilidades de ser de nuevo presidente. Las investigaciones, los testimonios y los hechos han importado poco en las filas de sus áulicos. Ojalá el estilo Trump no pegue entre nosotros.

Nota: Es lamentable el papel de los directivos de Fecode en esta aventura. Hacen mucho daño a la imagen pública de los maestros cuyos aportes financian sus devaneos políticos. Francisco Cajiao

13 de febrero 2024

Publicado en El Tiempo, Bogotá

2 Comentarios
0 Linkedin
Download PDF

LINGUACUTA.- Escuchen esta historia picante que le sucedió al muy serio Aristóteles de Estagira. ¡Quién lo hubiera imaginado!

— ¡Cuenta, cuenta!, exclamó un grupo ávido de chismes, gusto que los humanos no pierden ni en Ultratumba.

LINGUACUTA.- He oído de buena fuente que siendo adolescente, Alejandro de Macedonia -el futuro “Magno”- se encaprichó con una bella cortesana llamada Filis. Alejandro, con las hormonas superalborotadas, decayó en sus estudios, lo que molestó mucho a su preceptor Aristóteles, quien le cortó el romance con Filis. Entonces los dos tortolitos urdieron un engaño para poder seguir viéndose.

— ¿Cómo se la jugaron a Aristóteles?

LINGUACUTA.- Filis lo sedujo haciéndole ojitos y diciéndole que se había dado cuenta de que era mejor entregarse a juegos eróticos con un hombre de su talla que con un joven inexperto. Cuando a Aristóteles se le iluminó el rostro, la joven lo invitó a que se encontraran en un bosque cercano.

— ¡No vayas a decirnos que un tipo tan inteligente cayó en la trampa!

LINGUACUTA.- Cayó redondito. Aristóteles se dirigió al lugar de la cita entusiasmado con la idea de poseer a la atractiva Filis quien lo recibió, casi desnuda, exponiendo dos poderosos argumentos que saltaban juguetonamente a la vista y que dejaron completamente turulato al filósofo.

— Esto se pone escabroso.

LINGUACUTA.- Filis, viendo que ya se había puesto de bulto la turbación de Aristóteles, le pidió que se desnudara y se pusiera en cuatro patas para dejarse cabalgar y azotar las nalgas. Aristóteles, excitadísimo, aceptó y permitió que la bella lo cabalgara y azotara vigorosamente. En aquel momento aparecieron Alejandro, su padre Filipo y otros miembros de la corte, invitados por Alejandro para que vieran cuán poco virtuoso era en realidad su preceptor. Aristóteles, avergonzado, se retiró a una isla del Egeo a escribir un ensayo, casualmente contra las mujeres. Y Alejandro pudo seguir calmando tranquilamente su libido.

SOFROSINA.- Linguacuta, estás bien atrasada de noticias. Hace mucho tiempo circuló en Europa ese relato. A partir de una fuente oral y anónima tomó forma escrita en el siglo XIII y se hizo popular porque de ahí en adelante fue retomado por varios artistas, en medios que van desde la escultura en piedra en las iglesias hasta paneles de madera o marfil, alfombras y tapices, grabados, pinturas al óleo, aguamaniles y vidrieras. El tema atrajo a artistas tan reputados como Durero, Hans Baldung o el viejo Lucas Cranach.

LINGUACUTA.- No tenía ni idea, Sofro.

SOFROSINA.- Infórmate mejor antes de andar divulgando chismes.

LINGUACUTA.- ¿Chismes? ¿Acaso no es historia?

SOFROSINA.- No es historia, es historieta. Es un puro invento clerical para aleccionar y asustar a los machos sobre el peligro que representa el poder seductor -y “demoníaco”- de las hijas de Eva, capaz de triunfar inclusive sobre un intelecto masculino de primera categoría, como el de Aristóteles.

LINGUACUTA.- Mejor dicho, tragué cuento. ¡Yo que pensaba que las fake news eran una novedad! Ya entiendo por qué Gracián me advirtió: “Es ordinario el mentir, sea extraordinario el creer”.

SOFROSINA.- ¡Espabílate, muchacha! En materia de comportamiento humano no hay nada nuevo sino lo que se ha olvidado.

Rodolfo Ramón de Roux

Febrero de 2024

1 comentario
0 Linkedin
Download PDF

En las fiestas de aquí -el carnaval de Barranquilla- confluyen innumerables bailes, comparsas, rituales, disfraces, y esa música exclusiva de la tambora y la flauta de millo que baja por el río.

Si uno no podía participar como actor, los desfiles de carrozas y comparsas del carnaval se disfrutaban mucho desde el bordillo siguiendo la antigua tradición. Esa era mi felicidad en la infancia cuando me llevaban a verlos en la carrera 44. Pero como cada uno lo vive a su manera, y quien lo vive es quien lo goza, no se puede dictar cátedra sobre cuál es la mejor forma de vivirlo.

Lo que sí es indiscutible, y la Unesco lo ratificó cuando declaró que los carnavales de Barranquilla son patrimonio cultural e inmaterial de la humanidad, es que el río Magdalena y sus pueblos ribereños tienen una influencia categórica en el carnaval barranquillero.

En las fiestas de aquí confluyen innumerables bailes, comparsas, rituales, disfraces, y esa música exclusiva de la tambora y la flauta de millo que baja por el río.

Cuando en un escenario más reciente en años, como es el de la Vía 40, empiezan a desfilar los grupos folclóricos como la Danza de los Goleros, con sus ojos saltones, o de los Coyongos, las aves zancudas, detrás del tumulto de carrozas y comparsas que salen en la Batalla de Flores, siento que estoy viviendo la auténtica tradición de nuestro carnaval que es bien distinta a la de Río de Janeiro o de cualquier otra parte.

En el carnaval de Barranquilla se da un despliegue de fauna y flora en los disfraces que hace recordar lo más conmovedor y pegajoso de composiciones como se va el caimán, se va el caimán, se va para Barranquilla, nada menos. Lo cantan los colombianos inmigrantes en Madrid o en Nueva York. Es inconfundible como la piragua, la piragua, que repite todo el mundo.

De la depresión momposina brotan las danzas que desde años atrás son la vida de fiestas como las del 11 de noviembre de Magangué con su Gigantona que asusta a todos pero

también divierte. Ni hablar de los carnavales de Tamalameque (donde “sale una llorona loca”) que desde épocas inmemoriales con danzas como el Torito y la de Negros hacen bajar por el río a multitudes apretadas en lanchas que casi se estrellan entre sí para desembarcar primeros en el pueblo.

Por el Magdalena bajó la cumbia que es el corazón del carnaval, es su distintivo, madre de todos los ritmos que mueven a las comparsas y las ponen a vibrar. En todo caso, el río es el gran contador de historias, como dice Wade Davis, y por eso hay que prestarle atención a las danzas que llegan de distintos municipios ribereños a mostrarse en el carnaval de Barranquilla. La mayoría de los danzantes han estado preparándose durante meses para venir al escenario barranquillero a ganarse aplausos. Se los merecen.

Jesús Ferro Bayona

Publicado en El Heraldo, Barranquilla.

0 comentario
0 Linkedin
Download PDF

Una amena e instructiva tertulia nos ofreció nuestro invitado sobre un tema muy de actualidad, gracias a la película nominada a varios Oscar de la Academia del Cine. Además de haber profundizado en el tema, Carlos nos ofreció tres historias cruzadas de ilustres Jesuitas que estuvieron íntimamente conectados con ese imborrable acontecimiento de la historia de la humanidad. Compartimos esta interesante tertulia con nuestros lectores.

Exjesuitas en tertulia- 8 de Febrero, 2024
0 comentario
0 Linkedin
Download PDF

Nuevos no solamente por ser “recientes”, sino por ser diferentes; no simplemente encontrados, sino creados por el ser humano.

Las florecitas diminutas de la foto izquierda son un “misterio”. Por más que se estudie biología, botánica, genética, evolución… no dejan de ser un “misterio”.

Hemos escrito en este blog sobre “El misterio humano”, los misterios de la Creación, de la Encarnación, de la Resurrección y de otros misterios, pero todos ellos son misterios ante los cuales nos encontramos y nos preguntamos…sin embargo, hay “nuevos misterios” creados por las personas. Es posible que para los “creadores” de estos nuevos misterios, no sean ya misteriosos, pero para nosotros -el común de la gente- sí lo son.

La foto de la derecha representa a un “robot humano” creado por el hombre; es fruto de la inteligencia artificial y ésta, a su vez, es resultado de la inteligencia humana natural, de la electrónica y de la informática y de otras diversas tecnologías.

Entre los misterios naturales, nos encontramos con la memoria humana; ¿quién o cómo se explica la memoria humana, individual y colectiva? Y ¿quién conoce cómo se “produce” la consciencia humana y la misma inteligencia?

Entre los misterios creados por el ser humano, nos encontramos con la memoria electrónica; ¿cómo se explica que en una USB haya grabadas millones de unidades de información: de textos, de voces, ¿de imágenes?. Seguramente que los expertos conocen cómo es esa memoria electrónica y la pueden “programar” pero para el “común de los mortales” esa memoria es un “misterio”, lo mismo que la memoria RAM.

Y ésta nos trae el recuerdo del sueño REM ¿cómo se explica este “misterio natural” e inconsciente?

Vemos pues que hay muchos misterios, pero queríamos hablar de los “nuevos misterios” de los misterios creados por el hombre. Uno de los más recientes es el de la Inteligencia artificial, ya popularizada como IA.

Si se utiliza el ChatGPT, uno se queda asombrado de las respuestas y el subsiguiente diálogo que se puede mantener con ese interlocutor misterioso detrás del celular.

Pero la Inteligencia artificial es mucho más que el ChatGPT o el Bard y no sabemos hasta dónde llegará. En el artículo “La inteligencia natural” evidenciábamos cómo la IA es una de las creaciones maravillosas del ser humano, lo mismo que el arte, la música y otras muchas creaciones.

También diferenciábamos, en otras ocasiones, cómo los misterios no los comprendemos en sí mismos, aunque sí percibimos y “comprendemos” los efectos de esos misterios (p.ej.: el acto de la creación, no; pero las cosas creadas sí).

Así ocurre con los “nuevos misterios”: le preguntamos a la IA y comprendemos sus respuestas, así no tengamos ni idea de qué la hace posible y cómo opera.

Este artículo no quiso ni pudo decir mayor cosa sobre los “nuevos misterios”. Solamente inquieta sobre ellos y sobre la necesidad de conocerlos, comprenderlos y aprender a actuar inteligente y responsablemente de cara a su futuro.

El misterio nuevo que más necesitamos es, no tanto tecnológico, sino metodológico: un camino que nos acerque a los grandes ideales humanistas universales.

Ya se nos ha dicho cuál es ese camino: Jesús es el camino, la verdad y la vida, pero este sigue siendo un misterio siempre nuevo; no terminamos de descifrar este camino y menos aún cuál es su verdad y su vida. Aquí tenemos una tarea siempre nueva.

Vicente Alcalá

Febrero, 2024

1 comentario
0 Linkedin
Download PDF

Las obras por impuestos no son un incentivo tributario, sino una modalidad de pago del impuesto. Se trata, entonces, de recursos públicos que son ejecutados por las empresas.

Hasta el momento, el balance de este mecanismo ha sido positivo. Tanto los empresarios como el gobierno han considerado que el instrumento ha cumplido con sus propósitos.

Desde la perspectiva de los empresarios, el mecanismo ha sido exitoso porque contribuye a mejorar su imagen institucional y les permite crear un ambiente amable con las comunidades. Aunque para la empresa sea más sencillo hacer un giro y consignarle los impuestos a la DIAN1, prefiere hacer la obra a pesar de los costos que ello implica. Esta decisión se toma porque la empresa valora otras dimensiones, de naturaleza reputacional, que van más allá de los aspectos puramente financieros.

Y por el lado del gobierno, las obras por impuestos han sido favorables porque la capacidad de gestión de las empresas es considerablemente mayor que la del Estado y las inversiones realizadas han sido oportunas y de calidad. La empresa se encarga de todo el proceso de la inversión, desde el diseño hasta su ejecución final. Las etapas de contratación en el sector público son engorrosas y toman más tiempo. Además, es positivo que el gobierno (local o nacional) sea el que decide el tipo de obra y sus características.

Entre 2018 y 2024, el monto de los recursos destinados a las obras por impuestos pasaría de $219.000 millones de pesos a $1 billón. El CONFIS2 acaba de aprobar este último cupo. Y si se ejecuta el presupuesto, el monto total a lo largo del período ascendería a $3,1 billones. La ampliación de estos cupos es una expresión de la bondad del mecanismo. Hasta ahora se han aprobado 297 proyectos en los que han participados 160 empresas y 238 municipios. La mayoría de los proyectos han sido en educación (156), le sigue transporte (75), vivienda (32) y energía (23).

Las bondades del mecanismo son indiscutibles desde la perspectiva micro, así que cuando se examina cada uno de los proyectos el balance es positivo. Pero desde la óptica macro vale la pena hacer consideraciones de tipo estratégico, que ponen en evidencia limitaciones de las obras por impuestos. Desde esta mirada global, el mecanismo se puede mejorar.

Primero, la jerarquización de los proyectos se debe realizar en función de programas estratégicos. Sería ideal que cada una de las inversiones se pudiera inscribir en líneas de acción con una perspectiva regional de mediano y largo plazo.

Segundo, el mecanismo se debe ampliar a cualquier tipo de municipio. La normatividad actual obliga a que los proyectos se realicen en los 344 municipios Zomac (Zonas más Afectadas por el Conflicto Armado), que incluyen 170 municipios Pdet (Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial). Para que los proyectos de inversión sean estratégicos y de carácter regional, no se deberían restringir a los municipios Zomac, porque su dispersión reduce las posibilidades de articulación estratégica.

Tercero, se debe buscar una mayor diversificación, tanto desde la perspectiva de las empresas, como de los sectores. Sería conveniente que aumentaran los proyectos relacionados con el ambiente, las TIC, o la salud. También es conveniente que participe un mayor número de empresas.

Cuarto, en las evaluaciones futuras del instrumento se le debería dar mayor énfasis al impacto estratégico que a los análisis micro.

Jorge Iván González

Publicado en La República, Bogotá

0 comentario
0 Linkedin
Download PDF

No hay por qué exagerar los riesgos que implica el empleo de las máquinas como son los computadores, ni tampoco la inteligencia artificial. Aunque sí preocupa la búsqueda del lucro y del ahorro en recursos humanos. En muchos países han surgido más inquietudes sobre la deshumanización de la enseñanza-aprendizaje.

La relación entre profesor y alumno, característica de la enseñanza-aprendizaje, sigue vigente tras incontables siglos de experiencia. Dicen que Confucio transmitía con pedagogía muy cordial sus enseñanzas que tenían además como finalidad no solo comunicar contenidos, sino también enseñar cómo vivir de manera íntegra la vida. Acerca de Platón y su Academia sabemos mucho más en Occidente porque pertenecemos a una cultura que, a pesar de los siglos recorridos, es patrimonio común de Grecia y Roma antiguas y de las modernas civilizaciones europeas y americanas.

¿Sobrevivirá esa tradición civilizadora de la relación entre profesor y alumno? Hay signos contemporáneos que parecen anunciar su desaparición en los años por venir. No hay por qué exagerar los riesgos que implica el empleo de las máquinas como son los computadores ni tampoco la inteligencia artificial. Aunque sí preocupa la búsqueda del lucro y del ahorro en recursos humanos. En muchos países han surgido más inquietudes sobre la deshumanización de la enseñanza-aprendizaje.

Suecia tomó medidas para estimular con mayor presupuesto nacional la educación en las aulas de clase basada en la lectura de textos impresos y la interrelación de alumnos y profesores con el fin de no seguir incentivando con dineros públicos el uso excesivo de las tabletas digitales y la inteligencia artificial. La UNESCO publicó el año pasado una guía de políticas públicas en el uso de dicha inteligencia. Se busca que la comercialización de los productos digitales no arrastre consigo a la educación, humanística y técnica, sino más bien que mantenga su norte con sentido ético y a su vez se prevengan las desigualdades, ya que por costos económicos no se llega a una gran mayoría de la población rural y de bajos ingresos.

La pandemia obligó a acudir a la educación virtual, que es realmente educación a distancia, mediante la utilización de tecnologías que salvaron a millones de estudiantes de quedar confinados en la incomunicación, que es lo más opuesto que puede darse a la interrelación profesor- alumno.

La cercanía, la presencialidad, son intrínsecas a la formación integral, sobre todo en la de los niños y adolescentes. La tecnología es un complemento, necesario por cierto, de esa formación que por siglos ha seguido la tradición de convivencia que desde Confucio y Platón, -desde mucho antes- ha distinguido a la academia. Sin los Diálogos de Platón no sabríamos que Sócrates continúa siendo uno de los mayores pedagogos de la educación basada en virtudes ciudadanas y valores éticos, sin los cuales no habría futuro humano.

Jesús Ferro Bayona

Publicado en El Heraldo, Barranquilla

0 comentario
0 Linkedin
Download PDF

Una vez instalados cómodamente en una mesa de “La condición humana”, nuestros dialogantes continuaron conversando sobre el tema que daba su nombre a tan reputado establecimiento, bien conocido por sus famosos “Dry Ambrosía” que contribuyeron a avivar los espíritus, comenzando por el del agudo y apasionado Blaise Pascal.

PASCAL.- El hombre no es más que una caña, la más débil de la naturaleza, pero es una caña pensante. No hace falta que el universo entero se arme para aplastarlo: un vapor, una gota de agua bastan para matarlo. Pero aun cuando el universo le aplastara, el hombre sería todavía más noble que lo que le mata, porque sabe que muere y lo que el universo tiene de ventaja sobre él; el universo no sabe nada de esto.

LINGUACUTA.- Irrisorio consuelo es ser conscientes de nuestra indefensión frente al poderío de las fuerzas del universo. Pero me gusta eso de que somos “caña pensante”: grandeza y miseria, en definitiva, del ser humano.

PASCAL.- La grandeza del hombre es eminente en la medida en que se sabe miserable; un árbol no se reconoce miserable. Así pues, es miserable reconocerse como tal, pero es grande reconocer que se es miserable. Y para aceptarse limitado y miserable, hay que destruir el ego: el yo es odioso -le moi est haïssable-.

LINGUACUTA.- Y bien odioso lo es, por peligroso: engendra vanidad, que bien alimentada es benévola, pero hambrienta es déspota.

PASCAL.- Esa “caña” es frágil no solo ante las fuerzas de la naturaleza sino que se fragiliza ella misma por su orgullo, egoísmo, inconstancia, cobardía, miedo a la verdad y a la muerte…

ARTHUR KOESTLER.- Mira, Blaise, existen dos partes en el cerebro: una pequeña parte ética y racional -todavía muy reducida- y una enorme parte trasera del cerebro, bestial, animal, territorial, llena de temores, de irracionalidades, de instintos asesinos; y creo que todavía tendrán que transcurrir millones de años para que la evolución moral enmiende nuestra condición, nuestras técnicas de destrucción y de agresión.

SIGMUND FREUD.- Por mi parte pienso que la cultura y la civilización constituyen una capa tremendamente fina, como una corteza sobre un volcán, y que jamás podrán resistir totalmente a los embates de las profundas pulsiones de destrucción y muerte que nos habitan.

GEORG F. HEGEL.- No estoy de acuerdo. El esfuerzo educativo y cultural ha desarrollado y va a

seguir desarrollando nuestra humanidad. La “astucia de la Razón” nos llevará muy lejos.

LINGUACUTA.- Pues durante la época nazi ya llevó bastante lejos a tu querida Alemania, reputada por ser un país muy culto. ¿Acaso por ser cultos nos convertimos en inocentes y bondadosas personas?

HEGEL.- ¿Abogas, entonces, por la incultura?

LINGUACUTA.- En manera alguna. Pero habiendo visto de lo que son capaces muchos humanos “cultos” no me hago la ilusión de que con educación y cultura se cambiará sustancialmente lo que somos y se solucionarán por arte de birlibirloque todos nuestros problemas.

HEGEL.- ¿Y qué somos?

EDGARD MORIN [Que está a punto de mudarse a Ultratumba].- Antes de entrar en sutilezas sobre la miseria o la grandeza de la condición humana no olvidemos que somos animales de la clase de los mamíferos, del orden de los primates, de la familia de los homínidos, del género Homo, de la especie Sapiens.

LINGUACUTA.- Si lo olvidamos y pretendemos ser ángeles terminamos comportándonos no como animales humanos sino como bestias salvajes.

PASCAL.- Eso lo dije yo, aunque en otro contexto: “El hombre no es ni ángel ni bestia, y nuestra desgracia quiere que quien pretende hacer de ángel haga de bestia”.

LINGUACUTA.- Esperemos que no terminen haciendo bestialidades los que ahora en la Tierra – ensoberbecidos con los adelantos científicos y tecnológicos – hablan del Homo Deus, capaz de crear algo superior a la propia condición humana.

PASCAL.- Dejemos que Morin continúe desarrollando su punto de vista. Le habíamos cortado la palabra.

MORIN.- Gracias, Blaise. El hombre es un ser de afectividad intensa e inestable, que sonríe, ríe, llora, un ser ansioso y angustiado, un ser gozón, ebrio, extático, violento, amoroso, un ser invadido por lo imaginario, un ser que conoce la muerte y no puede creer en ella, un ser que segrega mitos y magia, un ser poseído por espíritus y dioses, un ser que se alimenta de ilusiones y quimeras, un ser subjetivo cuya relación con el mundo objetivo es siempre incierta, un ser sujeto al error y al extravío, un ser excesivo que produce desorden.

LINGUACUTA.- Qué compleja condición. Como dijo Nassim Taleb, “estudiar neurobiología para entender al ser humano es como estudiar la tinta para entender la literatura”.

MORIN.- Y como llamamos locura a la conjunción de ilusión, exceso, inestabilidad, incertidumbre entre lo real y lo imaginario, confusión entre lo subjetivo y lo objetivo, error y desorden, nos vemos obligados a ver que homo sapiens es homo demens.

LINGUACUTA.- Parte de esa demencia, a veces sublime a veces mortífera, es la búsqueda de gloria.

PASCAL.- La mayor bajeza del hombre es la búsqueda de la gloria, pero es esto mismo lo que constituye la mayor marca de su excelencia; porque cualquiera que sea la posesión que tenga en la tierra, cualquiera que sea la salud y la comodidad esencial que posea, no está satisfecho a menos que tenga la estima de los hombres.

LINGUACUTA.- Muchos buscan esa estima -y es loable- tratando de dejar a su muerte un mundo mejor que el que encontraron al nacer, pero lo primero es no dejarlo peor, y a esa importante tarea contribuye una miríada de anónimos benefactores de la humanidad.

MARY ANN EVANS.- Que las cosas no sean tan malas como pudieran haber sido se debe, en

parte, a muchas personas que vivieron fielmente una vida discreta y duermen en tumbas que nadie visita.

LINGUACUTA.- Levantemos, pues, por ellos nuestras copas.

Rodolfo Ramón de Roux

Febrero de 2024

3 Comentarios
0 Linkedin
Download PDF

En esta inolvidable tertulia, nuestro compañero Hernando Bernal nos preparó una interesante síntesis de sus pensamientos sobre los cambios sucedidos en los primeros 24 años de este siglo y su comparación con la velocidad de los cambios acontecidos en siglos anteriores. Otros del grupo compartimos nuestras percepciones sobre el mismo tema en una tertulia de fraternidad, análisis crítico y muchos interrogantes para esta y las nuevas generaciones. Compartimos su contenido con nuestros lectores convencidos de suscitar nuevos interrogantes que esperamos nos aporten en sus comentarios.

Exjesuitas en tertulia- Sesión # 178 – Jueves 1 de Febrero, 2024
0 comentario
0 Linkedin
Download PDF

La difícil coyuntura económica les está poniendo retos enormes tanto a las universidades públicas como a las privadas.

El número de estudiantes matriculados en educación superior empezó a bajar desde 2017. Con la pandemia se acentuó la tendencia. Según datos del Ministerio de Educación, una vez pasada la pandemia se ha registrado un aumento leve de estudiantes matriculados. Son más los que pueden hacerlo en entidades públicas que en las privadas. Las públicas cuentan con financiación del Estado, pero no tienen la capacidad instalada para recibir a todos los que quieren entrar. Por su lado, las universidades privadas se financian con matrículas, en muchos casos elevadas. La mayoría de los jóvenes colombianos pertenecen a estratos de bajos ingresos económicos por lo que no tienen los recursos suficientes para pagar matrículas.

Hay pues un conjunto de razones de orden económico que explican el decrecimiento del número de estudiantes en las universidades privadas de calidad, lo que repercute en gran parte en los problemas financieros que afrontan varias universidades del país que, según informes de prensa, han tenido que hacer recortes en la planta de profesores y de funcionarios con el fin de resolver los menores ingresos económicos con los que cuentan para funcionar.

No obstante, universidades como los Andes han buscado ingresos extraordinarios mediante la consecución de recursos distintos a las matrículas. En una publicación de página entera en un medio nacional, los Andes anunció que había recaudado entre amigos de grandes, medianas empresas y particulares, más de 9 mil millones de pesos para becas, auxilios o ayudas a los aspirantes a estudiar en su claustro. Es una cantidad de dinero apreciable para estos tiempos de bajo crecimiento económico.

En estudios publicados en 2023 por el ICFES, en una encuesta de la Javeriana y USAID entre 4.500 jóvenes, éstos manifiestan esperanzas en un futuro mejor a través de la formación universitaria, pero se encuentran con una realidad que no les ofrece oportunidades para realizar sus proyectos de vida. Una de ellas es el difícil acceso al estudio de profesiones debido a la insuficiente oferta de cupos en universidades públicas o a los costos de las matrículas en las privadas.

Más del 20% de los encuestados señala también la falta de ofertas de empleo en las áreas en las que se formaron. En esta difícil coyuntura económica pienso que las universidades tendrán que ser recursivas para ofrecer oportunidades de estudio mediante financiación y becas a los jóvenes de menores ingresos económicos, que son mayoría, manteniendo la calidad de su oferta educativa.

Es un reto difícil pero no imposible.

Jesús Ferro Bayona

Publicado en El Heraldo, Barranquilla

0 comentario
0 Linkedin
girl, books, stack-160172.jpg
Download PDF

Nuestros jóvenes están llegando a noveno grado sin saber leer y escribir. Más que muchas leyes se necesita con urgencia encontrar estrategias cada vez más eficaces para asegurar que el derecho fundamental a leer y escribir se garantice.

Está comenzando el año escolar y parte de lo que suele hacerse es un repaso de lo visto el año anterior. Con frecuencia los maestros descubren que buena parte de los avances que creyeron obtener, se perdieron durante las vacaciones. Más difícil suele ser indagar qué cosas nuevas aprendieron en su período de receso, pues nos inclinamos a ver lo que les hace falta a los niños y jóvenes y no lo que tienen en abundancia.

También resulta saludable que los colegios tengan claros los logros institucionales previos con el fin de afianzarlos, así como los problemas que les quedaron pendientes para avanzar en su solución. Otro tanto sucede en las entidades territoriales, máxime cuando llegan nuevos funcionarios a las secretarías de Educación y, de repente, se les ocurre que nada de lo anterior es apropiado. La importancia de los períodos de empalme es precisamente establecer el estado actual de las cosas, para dar continuidad a aquellas que venían funcionando bien y acometer las acciones necesarias para resolver los pendientes, que siempre son muchas.

A final del año pasado el país fue notificado de uno de estos retos impostergables: nuestros jóvenes están llegando a noveno grado sin saber leer y escribir. Esto para no hablar de su lamentable nivel en el dominio de las matemáticas.

En lectura, alrededor del 49% de los estudiantes en Colombia alcanzaron el nivel 2 o superior en las pruebas Pisa, mientras el promedio de la OCDE es del 74%. Esto significa que el 51% de la población adolescente es incapaz de identificar la idea principal en un texto medianamente largo, encontrar información basada en criterios explícitos y dar una opinión propia sobre el propósito y la forma de los textos cuando se les pide que lo hagan. Solamente el 1% de los estudiantes evaluados está en el nivel 5, mientras el promedio de los países de la OCDE que está en este nivel es de 7%. Es de anotar que estas pruebas evalúan la lectura pero no la escritura, lo cual podría empeorar mucho el panorama.

Es legítimo el énfasis del Gobierno en abrir oportunidades de educación superior para todos los colombianos, pero si más de la mitad de los bachilleres del país son incapaces de leer un texto de corrido, saber lo que dice y formarse una opinión propia sobre su contenido, no pasará de una buena intención. El problema es que esta enorme limitación cultural, porque la lengua escrita es el vehículo indispensable para acceder al conocimiento, la historia y toda la herencia de la humanidad, está teniendo repercusiones perversas en las instituciones de educación superior.

Las universidades tienen la enorme responsabilidad de formar a quienes constituyen la élite intelectual de la sociedad. Médicos, abogados, ingenieros, economistas y demás profesionales, asumirán a lo largo de su vida las grandes responsabilidades políticas, administrativas, científicas y prácticas de las cuales depende el progreso de todos. Por

eso la calidad de la educación superior es un imperativo ético y no solamente un lujo opcional de algunas instituciones.

Cada día estamos confiando la vida individual y el destino colectivo a personas que suponemos calificadas para asegurar nuestro bienestar. El problema es que ya muchos profesores universitarios se encuentran con estudiantes completamente incapaces de seguir el hilo de un texto complejo o de redactar un trabajo relativamente sencillo. El dilema es que si los reprueban las aulas se desocupan, pero llevarlos hasta el final de una carrera es asumir que la excelencia no es posible.

Creo que el repaso obligado de comienzo de año, tanto para las administraciones locales como para el Gobierno Nacional, es recordar que más que muchas leyes se necesita con urgencia encontrar estrategias cada vez más eficaces para asegurar que el derecho fundamental a leer y escribir se garantice efectivamente, como base para el ejercicio de todos los demás derechos.

Francisco Cajiao

29 de enero 2024

Publicado en El Tiempo, Bogotá

0 comentario
0 Linkedin
Download PDF

Esta es la crítica más leve que se puede hacer a la reciente decisión de la Junta del Banco de la República de rebajar de 13% a 12.75% su tasa de interés: ¡Se demoraron mucho en hacerlo, y la bajaron muy poco, solo 0,25%!

Hay que recordar que la tasa de intervención (TIB) es la herramienta que utiliza el Banco para controlar la inflación y mantenerla en su meta de 3% anual. Si la inflación sube por encima de esta meta (sin importar la causa) el Banco sube la TIB para enfriar la economía, disminuyendo el consumo y la inversión. Cuando se estanca la actividad productiva y la inflación baja por debajo de la meta, el Banco baja la TIB para estimular la economía, como lo hizo con éxito en la pandemia, cuando la inflación y la TIB llegaron a mínimo históricos de 1.5% y 1.75% respectivamente.

Desde marzo de 2021, la inflación comenzó a acelerarse por las secuelas de los problemas de transporte y contenedores que dejó la pandemia, por la invasión rusa a Ucrania que elevó el precio de los energéticos y por la escasez de alimentos y materias primas, agravada en Colombia por factores climáticos y de infraestructura vial; así llegó a un máximo de 13.3% dos años después.

Sin importar que las causas del rebrote inflacionario eran principalmente choques de oferta, la respuesta del Banco fue la tradicional de reducir la demanda para lo cual elevó la TIB en trece ocasiones hasta llevarla a 13.25% en mayo de 2023.

Desde que el Banco empezó a aplicar su política con el enfoque de la “inflación objetivo” es

la primera vez que eleva la TIB de una manera tan acelerada. El único episodio comparable sería lo ocurrido en 2014 y 2015, cuando la inflación pasó de 1.7% a 8.6 en 30 meses, pero el Banco solo subió su tasa de 3.25% a 7.25%

Muy tarde

La decisión del Banco es tardía por varias razones: primera, porque los dos últimos aumentos de la TIB los hizo el Banco cuando la inflación ya había bajado en más de 1%; segunda, porque mantuvo la TIB en su nivel máximo hasta diciembre del año pasado, es decir durante 8 meses, aunque en ese período la inflación se redujo cerca del 10%.

La última razón, y la más importante de todas, es que hace casi un año el Banco ya había logrado su objetivo de frenar el consumo y la inversión, y así enfriar la economía. En efecto, después de alcanzar un crecimiento del PIB de 7.3% en 2022, para abril del año pasado, el DANE reportaba una caída del 0.9% en su indicador de crecimiento de la economía, y el año cerró con un mínimo crecimiento de alrededor del 1%.

Es indiscutible el impacto de la subida de las tasas de interés sobre la actividad productiva. Por el encarecimiento de los créditos de consumo, los hogares están usando menos las tarjetas de crédito y compran menos bienes y servicios; la caída en las ventas de vehículos también se debe en buena parte al mayor costo de los créditos, y en el caso de la vivienda, se han dado miles de desistimientos de compradores de proyectos en planos ante la imposibilidad de cubrir el mayor valor de las cuotas.

Un indicador de esta caída de la demanda es el comportamiento de la cartera de créditos del sistema financiero. Descontando la inflación, la cartera comercial bajó 6%, la de consumo 11% y la de vivienda 3%. También los deudores han dejado de pagarle a los bancos, de manera que la cartera vencida se disparó 32% la comercial, 53% la de consumo y 25% la de vivienda.

Muy poco

También es tímida e insuficiente la decisión de bajar solo 0.25% la TIB. La diferencia con la tasa de inflación de enero será de 4.3%, que es la máxima registrada desde el año 2000. Y como no habrá decisiones de la Junta sino hasta finales del mes de marzo, y la inflación continuará descendiendo, esta diferencia se ampliará por encima del 5%.

No se puede argumentar que los bancos centrales son cautelosos al momento de modificar sus tasas de interés. El Banco ha sido mucho más agresivo cuando se trata de subir la TIB. En los dos últimos años la subió de un golpe 1.5% en dos oportunidades, y también 1% en 5 ocasiones. Tampoco se compadece ese mínimo cambio con las expectativas de inflación de los analistas, que para el 2024 se han reducido a 5.2%

Lo grave de ir tan lento es que el crecimiento seguirá frenado, pues el impacto de las menores tasas sobre la actividad económica tiene un rezago de unos 6 meses. Así las cosas, aún si el Banco acelerara la disminución de la TIB en los próximos meses, su efecto sobre las tasas de interés de la banca y, por lo tanto sobre la reactivación del consumo y la inversión, solo se sentirá al final del año.

El mismo Banco lo reconoce, pues su estimativo de crecimiento del PIB para 2024 es de solo 0.8%, lo cual es una profecía autocumplida pues en sus manos está estimularlo más si actuara más rápido.

MAURICIO CABRERA GALVIS

Artículo para CAMBIO

Cali, Febrero 3 de 2024

0 comentario
0 Linkedin
Download PDF

Exploración, extracción, refinación y utilización son procesos que constituyen la riqueza del petróleo. Nos servimos de una analogía: la exploración para el autoconocimiento, la meditación, la influencia de los sueños y de otros signos, la concientización, el desarrollo de la creatividad en el arte, la música, la invención, son algunos procesos que, aprovechan la riqueza del inconsciente personal y colectivo.

El final del artículo “Radiografía de la mente consciente” plantea la necesidad de escribir                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         específicamente sobre el inconsciente: “la otra mitad de la psique”. Aquí compartimos un pequeño esfuerzo -arriesgado o atrevido- pero sólo como una invitación a los expertos en el tema, y a estudiar este campo más detenidamente. 

Se realizan perforaciones para explorar las reservas de crudo; una vez detectadas se extrae esa mezcla bruta del subsuelo, luego se somete en las refinerías a procesos para obtener productos útiles derivados. No hay que olvidar algunos desastres accidentales durante la explotación, ni los daños ecológicos que puede producir el petróleo y que deben mitigarse. 

Así como el petróleo es una fuente de información y de energía fósil, el inconsciente es un patrimonio, de información y energía, acumulado a lo largo de la vida personal y de la herencia ancestral. A la edad de unos 80 años, casi sin darnos cuenta, tenemos una cantidad de recursos de experiencia que nos hacen recordar, resolver, elaborar con facilidad algunas cosas; se trata de una fuente inconsciente que, en circunstancias especiales, produce resultados que se vuelven conscientes. Pero no sólo contamos con este patrimonio personal, sino que la comunidad humana aporta información y energía acumuladas por generaciones y ese inconsciente colectivo enriquece nuestras capacidades personales. 

Podemos señalar algunas similitudes entre el aprovechamiento del petróleo y la riqueza del inconsciente. Sin embargo, es necesario estar atentos, también, a los riesgos del inconsciente y que, a veces, deriva en las llamadas enfermedades mentales.

En el “subsuelo” de la mente es posible detectar varias capas: 

  • Contenidos inconscientes asequibles
  • Contenidos inconscientes mediatamente asequibles
  • Contenidos inconscientes inasequibles[1]
  • Contenidos del inconsciente colectivo

Pero es conveniente evitar la idea de que esas capas inconscientes son paralelas, compactas, superpuestas, totalmente diferenciadas… (No hablo de subconsciente porque sería muy difícil recorrer los diferentes enfoques, según los autores y las escuelas psicológicas y precisar los conceptos y términos, de acuerdo con ellas).

Los procesos del petróleo nos hacen pensar en la complejidad del inconsciente. La imagen siguiente, a la izquierda, representa la idea ingenua de lo que se piensa popularmente que es un yacimiento petrolero; a la derecha vemos una imagen sísmica que ayuda a interpretar la composición y las capas geológicas debajo de la superficie de la tierra, y sirve para aproximarse a detectar la existencia de hidrocarburos. 

Algo semejante ocurre con el inconsciente: no es un depósito de información y energía preciso en sus límites, sino más bien una corriente sinuosa y con altibajos que recorre las profundidades de la mente… como un acuífero que está siempre presente en el subsuelo, y que a veces aflora a la superficie o se le busca, perforando pozos, para aprovechar el agua. 

Es como el disfrute al escuchar una melodía de Mozart, o apreciar la frescura de la neblina entre el valle y la montaña, bañada por la luz del amanecer, ¿cómo se explican?

El inconsciente mezcla datos de las cuatro capas insinuadas, por lo que se puede entender la incoherencia espaciotemporal de los sueños; y no solo en los sueños: en las conversaciones de vigilia se pueden mezclar también datos que, no de manera voluntaria, sino inconsciente, tergiversan la realidad, seguramente por el influjo de esas cuatro capas que, como las terrestres, tienen sus quiebres y no son uniformes ni horizontal ni verticalmente. 

Entre la consciencia y el inconsciente hay algo que llamamos intuición y que Jung la nombra como “una percepción por vía inconsciente”. Una señora fue por la mañana a visitar a su terapeuta y le dijo a éste que él había recibido, antes que ella, a un hombre. 

– ¿Cómo lo sabe? 

– He tenido de pronto esa impresión. 

Había un cenicero con varias colillas; la paciente sabía que el doctor no fuma; era improbable que una dama hubiera ido tan temprano a una cita… de esas “informaciones subliminares” ella concluyó que tenía que ser un visitante masculino: de los datos inconscientes se abrió paso la conclusión hasta su esfera consciente. No se trató de una deducción lógica o consciente que lleva desde unos antecedentes hasta una conclusión. 

Lo que llamamos “sexto sentido”, la telepatía y quizás el fenómeno de la lectura de las cartas o del cigarrillo, son fenómenos probablemente de intuición en el sentido de una percepción por vía inconsciente. Podemos distinguir entre lo que es una sensación y lo que es una intuición, pero ambas quedan en el nivel del conocer; más complejo es el terreno de las emociones y los sentimientos. Mientras que los juicios de verdad requieren evidencia o comprobación racional para poderlos emitir, los juicios de valor proceden, en muchos casos, de un sentimiento o afecto: me gusta o no me gusta; lo deseo o me repugna; me interesa o es insignificante… los sentimientos inconscientes afectan nuestro conocimiento y nuestro comportamiento. De adultos, tenemos gustos y preferencias que, sin duda, hunden sus raíces en experiencias infantiles agradables y que no siempre recordamos.

Los afectos no constituyen una función voluntaria; son acontecimientos interiores cuyos fundamentos no son conscientes: al encontrar por primera vez a una persona, nos puede “caer bien” o “caer gorda” ¿por qué? Existen una serie de datos o informaciones acumuladas en el inconsciente que producen esa sensación. Posteriormente, con datos e informaciones conscientes, podemos corregir o enriquecer la primera impresión. Positivamente, hablamos de “amor a primera vista”, de “química” que produce una sintonía o simpatía. El enamoramiento se inicia inconscientemente; el amor como decisión duradera, es consciente y voluntario, sin dejar de tener elementos sentimentales o afectivos.   

Aunque algunos filósofos ya habían hablado del inconsciente, su mayor conocimiento estuvo ligado a  casos de comportamientos mentales anómalos; se popularizó la idea de que los “traumas” infantiles se graban en el inconsciente y afectan la vida adulta sin advertirlo; se piensa en la interpretación de los sueños, en los actos fallidos, las asociaciones  y otros métodos para detectar el inconsciente… pero la realidad es mucho más rica y poderosa: el inconsciente no es exclusividad de las enfermedades mentales, ni guarda solamente recuerdos negativos o reprimidos; es fuente de inspiración, de creatividad, de “sanación”, de impulso para grandes realizaciones y también de motivación para toda la vida.

El inconsciente colectivo no es una “teoría” que se pierde en el pasado lejano. Baste leer el artículo del 16 de enero de 2024 en este blog, para constatar algo del inconsciente colectivo latinoamericano. La música, el sentimiento cristiano, la devoción mariana son algunos rasgos del inconsciente colectivo latinoamericano, sin hablar de la ancestralidad indígena.

Después de estas pinceladas aficionadas, hay que resaltar el papel de “refinería” que la mente conscientedebe jugar para conocer, interpretar, dirigir y aprovechar la riqueza del inconsciente. Recordemos que la mente consciente y voluntaria “está por encima” de las emociones, los instintos, los impulsos y todos los demás factores inconscientes; pero “arriba” y “abajo” se encuentra una riqueza humana mucho mayor de lo que creemos. 

Necesitamos conocer y “explotar” mucho más las dos “mitades” de nuestra psique.

Vicente Alcalá

Febrero, 2024


[1] Jung,Carl G. Los complejos y el inconsciente, Círculo de Lectores, Bogotá, 1986, pg..59

6 Comentarios
1 Linkedin
Download PDF

El planteamiento transhumanista ve en la tecnología la superación de lo natural humano.

SOFROSINA- Observo con interés cómo los prodigiosos adelantos científicos y tecnológicos que se han acelerado en el planeta Tierra llevan a algunos hiperoptimistas a pensar que en un futuro no lejano se logrará una transformación radical del ser humano, es decir, que iremos “más allá” (trans) del humano.

LINGUACUTA.- Ojalá que este “imperativo de mejoramiento” no lleve a cometer locuras. Hay quienes se alegran porque vamos rápido y derecho, aunque no sepamos a dónde y sin medir bien las consecuencias.

SOFROSINA.- Me haces recordar aquello de Sófocles: “Nada extraordinario llega a la vida de los mortales separado de la desgracia.”

LINGUACUTA.- No otra cosa te dirán las víctimas de las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki…

SOFROSINA- Habrás oído que algunos fervientes transhumanistas postulan inclusive que el envejecimiento y la muerte son errores biológicos, o más precisamente subproductos evolutivos, resultados colaterales de la selección natural que podrán ser corregidos por la ciencia, sustituyendo nuestros diferentes órganos “fuera de servicio” o controlando el envejecimiento de nuestras células. ¡No habrá que esperar hasta la “resurrección de la carne” en la “otra vida”!

LINGUACUTA.- Por eso mismo hay quienes dicen que la religión es una forma prematura de transhumanismo, y que ésta es una nueva religión que viene a corregir las carencias de las anteriores. 

SOFROSINA.- En efecto, los transhumanistas abordan temas favoritos de las religiones, como la relación con la muerte, la abolición del sufrimiento, el destino último del hombre y del universo. 

LINGUACUTA.- Esos sueños escatológicos están presentes en las mitologías y teologías de todas las épocas.

SOFROSINA.- Larga es la tradición filosófica y teológica que ha considerado al humano como un ser enfermo, o “caído”. Piensa no más en el “pecado original” judeo-cristiano, o en quienes han descrito el cuerpo humano como una cárcel. 

LINGUACUTA.- Y si el ser humano es un animal enfermo, prisionero en un cuerpo sufriente, su mejoramiento ha de ser entonces una forma de terapia de exigencia indiscutible. 

SOFROSINA.- Terapia que a lo largo de la historia ha sido confiada a «técnicas sociales», como la educación o las leyes -para las mejoras morales o mentales-, o a técnicas tradicionales relacionadas con el ejercicio corporal, el uso de plantas medicinales, las costumbres alimentarias -para las mejoras físicas-. 

LINGUACUTA.- Más recientemente he escuchado que ha llegado la hora de que sean las tecnologías biomédicas y cibernéticas quienes tomen en sus manos el asunto del mejoramiento humano. ¿Tienes alguna información al respecto, Sofro?

SOFROSINA.- Que te la dé Max O’Connor, más conocido como Max More, cuyo holograma te presento. [Sofrosina activa su sofisticado dispositivo de vídeo holográfico interactivo y aparece Max More].

MAX MORE.- Con el artículo “Transhumanism: Toward a Futurist Philosophy“, que publiqué en 1990, me convertí en un pionero de este movimiento. Posteriormente, en 2013, en el libro colectivo The transhumanist reader –presentación del transhumanismo para un público amplio-, expliqué de qué se trata.

LINGUACUTA.- ¿Me lo puedes repetir brevemente?

MAX MORE.- El término ‘Transhumano’ enfatiza el modo en el que se va mucho más allá del humanismo, tanto en medios como en fines. El humanismo tiende a confiar exclusivamente en los refinamientos educativos y culturales para mejorar la naturaleza humana, en tanto que los transhumanistas queremos aplicar la tecnología a la superación de los límites impuestos por nuestra herencia biológica y genética. Los transhumanistas no vemos la naturaleza humana como un fin en sí mismo, ni como perfecta, ni como poseedora de ningún derecho a nuestra lealtad. Por el contrario, la naturaleza humana no es más que un punto en un camino evolutivo y podemos aprender a reconfigurarla, de acuerdo con las formas que estimemos deseables y valiosas. Mediante la aplicación cuidadosa, pero también audaz, de la tecnología a nosotros mismos, podemos llegar a ser algo que ya no podremos describir adecuadamente como humano; podemos llegar a ser posthumanos.

LINGUACUTA.- ¡Vasto y paradójico programa: el humano que se propone dejar de serlo…para mejorarse! 

SOFROSINA.- El desarrollo tecnológico y científico ha buscado ayudar a los humanos a vivir de la mejor manera posible en el mundo que les tocó habitar. Pero me parece ilógico que, para conseguir plenamente esa adaptación, se propugne la disolución de lo humano. 

LINGUACUTA.- Me inquieta que estemos jugando al Doctor Fausto.

MAX MORE.- El progreso tecnológico es imparable.

LINGUACUTA.- Acepto que no podemos renunciar a la tecnología, pero sí podemos desobedecer al imperativo que convierte en necesario todo lo que es técnicamente posible. 

MAX MORE.- Nada grande se hace sin intrepidez. En 1992, junto con Tom Morrow fundé el Extropy Institute, la primera institución oficialmente dedicada a promover los fines del transhumanismo. Reconozco, sin embargo, que actualmente, enero de 2024, la organización transhumanista más influyente y estructurada es la Asociación Transhumanista Mundial (World Transhumanist Association, WTA), fundada en 1998 por Nick Bostrom y David Pearce. Les advierto que, en el 2008, cambió su nombre por «Humanity+», o, abreviadamente, H+. 

SOFROSINA. ¿Cuál es su objetivo?

MAX MORE.- Construir una especie nueva y mejorada gracias a la informática, la IA, la nanotecnología, la ingeniería genética y la cibernética; se trata de una especie posthumana descendiente de nuestro linaje pero mucho más avanzada, a la que ya se ha querido bautizar con el nombre de Homo excelsior.

LINGUACUTA.- Me temo que puede llegar a ser un Excelsior praedator. ¿Qué pasará con los “simplemente” humanos que queden en manos de los “excelsos” transhumanos? ¿Acaso piensas que todos ellos se van a comportar como Teresa de Calcuta o como Francisco de Asís?

SOFROSINA.- Estoy de acuerdo en mejorar la vida humana con la tecnología, pero cosa muy distinta es buscar transformar al mismo ser humano mediante la tecnología. Se está echando a andar algo que va a sacudir las bases en las que se ha cimentado la vida social y ética, que va a introducir nuevas desigualdades y va a reforzar de forma extrema el poder de una minoría sobre la gran mayoría.

LINGUACUTA.- Hasta que no se puedan hacer proyecciones seguras, no habrá mayor valentía que la cautela.

MAX MORE.- Bien saben ustedes dos que quien no arriesga un huevo no saca un pollo, o que para hacer una gran tortilla hay que quebrar muchos huevos.

LINGUACUTA.- El problema es que siempre son los huevos de los desvalidos.

MAX MORE.- Deja de ser aguafiestas. El advenimiento del Homo excelsior vendrá dado por un proceso acelerado y dirigido según nuestras decisiones y no por el azar genético sometido a las imposiciones del medio ambiente. Lo que el transhumanismo defiende con empeño es que hemos de abandonar la pasividad a la que nos hemos visto sometidos en el proceso evolutivo darwiniano, que nos ha hecho tal como somos, unos primates parlantes e inteligentes pero sometidos a múltiples limitaciones que podrán ser superadas tecnológicamente. 

LINGUACUTA.- Que el ser humano tome el control de su propia evolución y haga de ella una evolución dirigida o diseñada para “mejorar la raza” es un viejo sueño. Tengo bien presente que hace más de un siglo, el lema del Segundo Congreso Internacional de Eugenesia celebrado en 1921 fue: “Eugenics is the self direction of human evolution”.

SOFROSINA.- Y ya sabemos los desvaríos y crímenes que se cometieron en nombre del sueño eugenésico, en particular en la Alemania nazi, pero no sólo en ella.

MAX MORE.- Ya aprendimos la lección.

SOFROSINA.- Eso espero, lo cual no me tranquiliza: la Historia puede ser maestra de vida, pero tiene alumnos desmemoriados.

MAX MORE.- Por otra parte, el “viejo” (?) sueño eugenésico  no disponía, como ahora, de las tecnologías necesarias para realizar la “self direction of human evolution”. Tengan en cuenta que, como dijo el eminente Gregory Bateson, la cibernética es “el más grande mordisco a la fruta del árbol del conocimiento que la humanidad haya dado en los últimos 2000 años”.

LINGUACUTA.- Ojalá que en ese mordisco no vayan pedazos de fruta envenenada.

Rodolfo Ramón de Roux

Enero de 2024

5 Comentarios
0 Linkedin
Nuevos artículos