Home Cultura Mi relación con el Dinero

Mi relación con el Dinero

Por Juan Gregorio Velez
69 vistas
puppet, education, person-7894709.jpg
Download PDF

En la tertulia del 23 de mayo pasado, decidimos intercambiar las experiencias que cada uno había tenido con el dinero…

Algunas ideas que me acompañan para comportarme al respecto:

Nacimos sin un peso y moriremos sin llevarnos nada material. Todo es gratis, mientras no nos digan lo contrario. El dinero debe fluir como la sangre. Si lo detenemos se coagula. La generosidad lo multiplica.

Una sana economía que aprendí desde pequeño comienza por una fórmula simple: Debe entrar más dinero del que sale.

Es ideal que un hogar cuente mínimo con tres ingresos. Si falla alguno hay problemas, pero no se mueren de hambre. El crédito puede apalancar inversiones y ayudar en temas extras, pero debe ser más excepcional que habitual.

El ahorro es el mejor camino para mejorar la calidad de vida. Aprendí a ahorrar en una alcancía, de metal con llave, creo que era de la caja agraria. Desde el comienzo cuando recibía dinero por pequeños trabajos o donaciones familiares, dejaba algo sin gastar que me sirviera de colchón en el futuro inmediato.

Me sirve tener un presupuesto mensual de ingresos y gastos con pocos renglones, tales como: compartir, familia, vivienda, transporte, mercado, salud, educación, servicios, inversión y varios. Anoto en miles de pesos las cifras para facilitar la contabilidad.

Uso billetera y cada vez más el dinero electrónico con las tarjetas, pero mantengo un pequeño banco en el portadocumentos. Me sirve en emergencias cuando dejo la billetera en casa, o se me acaba el efectivo.

Mensualmente miro cómo va el cumplimiento del presupuesto y veo si debo hacer ajustes, especialmente en los gastos. En un cuaderno anoto los gastos de cada renglón y quincenalmente los paso a una hoja electrónica, que deja el rastro de lo que sucede con el dinero en mi vida cada mes.

La pandemia me convirtió en pagador electrónico. De los pagos virtuales llevo un archivo magnético que me sirve para verificar los pagos realizados cuando se requiera.

Creo en la economía solidaria con todas sus múltiples expresiones. Según esta economía, el dinero es uno de los seis factores de la economía junto al trabajo, los bienes, la tecnología, la administración y el factor “c” (conjunto de características tipificadas por palabras que comienzan con la letra c: comunidad, compartir, comunicación, cultura, calidad, cooperación, colaboración, etc.).

Así como el sector público se conforma por la administración y la tecnología y paga por los otros factores, el sector privado se basa en los bienes y el dinero que también contrata con otros; el solidario se basa en el trabajo y el factor “C” con aportes de los otros factores, dados por los mismos asociados. Participar de este sector requiere una formación en la colaboración con otros, distinta de la competencia, tan frecuente en nuestro mundo.

Un buen ejemplo de economía solidaria es el siguiente: una persona tiene un lote avaluado en $100M, para hacer una bodega, el arquitecto cuesta $100M y los materiales para su construcción valen $100M. Una cooperativa asume el manejo del proyecto. Terminado éste, la bodega se vende en $500M. A la cooperativa le corresponde el 10% de administración, es decir $50M. Los tres aportantes, el dueño del lote, el arquitecto y el comerciante, se quedan con $150M cada uno. Es decir, la plusvalía queda repartida entre los tres. Aprovecho el espacio para un comercial: Están todos muy invitados a unirse a nuestra Cooperativa Convergentes. Los interesados pueden contactarme.

En nuestra economía familiar el ahorro voluntario de María Ángela en un fondo de pensiones nos ha permitido hacer muy buenas inversiones para nuestra vida y el futuro de hijos y nietos.

Cuando nos invitan a matrimonios y dicen que el regalo es lluvia de sobres, suelo escribir en el sobre la siguiente frase: “La mejor manera de construir un buen patrimonio es a través de un excelente matrimonio”.

Ahora Ma. Ángela y yo vivimos de las dos pensiones, más lo que nos produce el negocio familiar y damos infinitas gracias a Dios por todo lo recibido y compartido en esta vida.

Juan Gregorio Vélez

Junio, 2024

1 comentario
0

También te gustara

1 comentario

Vicente Alcala 17 junio, 2024 - 6:37 am

Goyo, muchas gracias por tu testimonio comunetario (comun…monetario). Si tenemos algún “almuerzo matrimonial de los miércoles” o nos vemos en algún “lanzamiento” nos gustará conversar con ustedes a Elssye y a mí.

Respuesta

Deja un comentario