Home Cultura En la muerte de mi Padre, Francisco A. Gamboa C.

En la muerte de mi Padre, Francisco A. Gamboa C.

Por Dario Gamboa
1112 vistas
Download PDF

Al cumplirse, hoy exactamente, 30 años de la transformación de mi padre a su nueva vida y como homenaje a su vida y su legado, quiero compartir con nuestros lectores la carta que le escribí y que leí en su servicio fúnebre, la cual también leí recientemente en nuestra tertulia de amigos exjesuitas dedicada a compartir cartas a nuestros padres.

Introducción a la Carta a mi Padre- Exjesuitas en tertulia- 6 de Julio, 2023

Viejo, mi querido Viejo: 

Acabo de saber que te nos has adelantado y que la vida física, ese inmenso don que siempre te acompañó, ha sido sustituída por esa permanencia eterna en el alma de quienes te adoramos. 

Hoy estamos todos llorando compungidos porque has dejado de brillar en esa paz y esa bondad que tanto desplegaste durante tu vida y que ahora es nuestro más precioso tesoro. Te vas, adelante en el más allá, a reunirte con quienes adoraste y ahora te reciben para compartir esa vida otra que nunca termina. 

Nos dejas un legado inmenso a tus hijos de honestidad a toda prueba, de sencillez y simpatía, de rectitud y de bondad que te hizo amar siempre la vida en todas sus formas de amor. Has recorrido esta etapa de tu existencia con la mente abierta y limpia de un gran liberal en el pleno sentido de la palabra. Tu infancia y tu juventud vibraron con las ideas de los grandes caudillos, tu madurez y tus años dorados siempre encontraron en tí al pensador ágil y certero, al político fiel y responsable, al enamorado de su tierra, de su gente, de nuestra nacionalidad. La victoria de los nuestros y tu invariable vibración por esa Colombia sana y limpia que tanto amaste, te colocó en el umbral de una nueva vida y hasta podríamos decir que diste tu vida por una emoción para tu tierra. Nos deleitaste siempre con el suave arrullo de tus versos que embrujaron a quienes tuvimos la suerte de escucharte. Por esa patria que tanto amaste, quisiste volver nostálgico, luego de que hijos ingratos de la violencia te hicieron huir apresurado. EI destino quiso que permanecieras aquí para que aquí, en tu Cali querida, reposaras para siempre y desde aquí pudieras contemplar para siempre tu Mameyal querido y añorado que te vio descubrir el mundo y al que tantas veces regresaste en busca de inspiración. 

Qué dicha haber compartido contigo tantos momentos bellos de la vida. Qué dicha haber recibido de tí tantos y tan preciosos regalos de amor, de generosidad, de ternura y sinceridad, de responsabilidad y de cumplimiento con el deber. Tus hijos aquí reunidos, tus amigos, tus familiares aprendimos tanto de tí, que hoy te queremos despedir para este viaje sin retorno, para el que partes con tus maletas cargadas de realizaciones sólidas, simples, pero profundas y sinceras. 

Tus ideas y tu compromiso con tus causas te llevaron muchas veces a enfrentar peligros y a resistir preconceptos. Tu dedicación a la vida del espíritu y a sus inquietudes nos colocó una vez en caminos aparentemente separados, pero bien pronto los dos comprendimos que estábamos unidos en la consagración al servicio de los demás, a la causa de los menos poseídos, a la justicia social. 

Con todos tus hijos fuiste el padre serio y firme en quien encontramos siempre la palabra certera, el consejo recto, el soporte oportuno. La vida nos separó de tí en ocasiones, pero siempre nuestro reencuentro fue mejor. Te fuiste de mi casa porque querías volver a tu tierra y tu corazón gemía por la infancia como buscando en esos pequeños el cariño sincero y puro que no tiene condiciones. 

Pachín: Hoy lloramos todos juntos porque tu cabeza blanca siempre alegre y cargada del apunte cómico, no nos deleitará más con esos versos picantes, con las historias de fábula infantil o con el juego retozón de chispa encantadora. Dejaste en todos los que te queremos una huella maravillosa de bondad, de cumplimiento del deber, de amor por la vida. 

Estamos tristes, sí porque la vida ha llegado a tí a pedirte tu cuota de transformación para iluminarnos de otra manera. Todas las religiones del mundo que tanto te inquietaron, nos hablan de esa vida que existe y perdura cuando comienzas a vivir como tú lo has hecho. No has muerto, la muerte no existe para quienes como tú, la vida es un don, el optimismo es su señal y la sencillez, una virtud. Hay muchos otros vivos aparentes que son muertos en el espíritu porque no aman como tú lo hiciste, no vibran con lo sencillo y puro como nos enseñaste a hacerlo, no cantan al amor como tú lo has hecho. 

Gracias por la vida que contribuiste a darnos a quienes somos tus hijos de la carne y a todos los que se beneficiaron de tu contacto personal. Gracias por el amor y la dedicación que nos enseñaste, gracias por tu paciencia y tu inteligencia, por tu paz e inspiración. 

Hoy vuelves a tu tierra del alma con un bagaje lleno de riquezas. Las del cuerpo y la materia quedan atrás, las del espíritu te las llevas, pues, desde el lugar incierto donde estarás iluminándonos, nos las devolverás diariamente para seguir en esta senda que nos has preparado. 

Canta un ruiseñor en la mañana, se oye la voz de un niño que acaba de nacer y al que arrullas en tus brazos cansados pero inmensamente tiernos. Esa casa que construyo en lejanos horizontes y a la que quisiste volver, será un monumento a tu inspiración, a los momentos intensos que convivimos, a las largas conversaciones de dicha y fraternidad. 

Hoy estarás mucho más cerca de nosotros que lo que la vida te lo permitió. Hoy cantaremos con menos alegría, pero con más profundidad, porque has pasado por nuestra existencia y la has enriquecido y enaltecido para siempre. Vivir al lado tuyo fue un privilegio, adaptarse a todo lo cambiante fue tu virtud, transformarse para acompañarnos mejor y para siempre, será tu misión de ahora en adelante. 

Viejo mi querido viejo, ahora ya no caminas solo. Te acompaña la eternidad !   

Darío Gamboa Henao.

Septiembre 13 de 1993. 

Cali, Colombia

16 Comentarios
1

También te gustara

16 Comentarios

Rafael Falcón Castro 13 septiembre, 2023 - 4:25 am

Muy emotivo. Tu introducción y tus palabras destilan amor, profundo respeto, comprensión y aceptación. ¿Qué más se puede pedir?. Tu padre las estará gozando.

Respuesta
Dario Gamboa 13 septiembre, 2023 - 6:08 am

Gracias por tu comentario. Lo siento de verdad hoy. Un saludo cordial!

Respuesta
Luis Alberto Restrepo 13 septiembre, 2023 - 7:35 am

Bella conmemoración. Desde alguna instancia desconocida, tu padre te estará sonriendo. Y ahora entendemos mejor aquello de que “de tal palo, tal astilla”. Que pases buen día!

Respuesta
Dario Gamboa 13 septiembre, 2023 - 7:39 am

Gracias querido Luis Alberto. Uno nunca sabe lo que ha heredado hasta verlo repetirse de laguna manera. Gracias por tu comentario.

Respuesta
Reynaldo Pareja 13 septiembre, 2023 - 8:15 am

Dario: tu eulogia a tu padre es a la vez una radiografia de tu espiritu que vibra en la misma onda de la que te heredó un ejemplar padre. Haber tenido un padre del calibre del que haces tan digno recuerdo es una bendicion de la vida. La has reproducido con tus hijos que tendran palabras similares cuando hagas tu transicion. Gracias por dejar tu alma expresar esos sentimientos una vez mas al compartirlos con nosotros. Que todos, un dia ineludible, celebraremos estos momentos y rercuerdos en una fiesta eterna.

Respuesta
Dario Gamboa 13 septiembre, 2023 - 12:09 pm

Te agradezco tu generoso comentario querido Reynaldo. Abrazo grande.

Respuesta
Gabriel Díaz Ardila 13 septiembre, 2023 - 8:58 am

Darío: muy bello comentario y muy especial la vida de tu padre que te dejó tantas memorias y recuerdos. Felicitaciones y tu vida es una gran respuesta a todas sus preguntas.

Respuesta
Dario Gamboa 13 septiembre, 2023 - 12:10 pm

Gracias Gabriel! Aprecio de verdad tu amistad y tu comentario.

Respuesta
Vicente Alcala 13 septiembre, 2023 - 10:40 am

Después de escucharte, Darío, sólo resta el silencio y la esperanza hecha presente.

Respuesta
Dario Gamboa 13 septiembre, 2023 - 12:11 pm

gracias Vicente por tu comentario.

Respuesta
Hernando+Bernal+A. 13 septiembre, 2023 - 3:54 pm

Un hermoso recuerdo de un hombre que dejó plasmada su grandeza y su bondad en el alma de sus hijos, de todos los que lo rodearon como amigos y compañeros, y muy especialmente de tí Darío, que eres el testimonio vivo de sus grandes virtudes. Gracias por compartir este bello escrito, nacido del corazón y de la bondad de una vida compartida y llena de felicidades. Saludos. Hernando

Respuesta
Dario Gamboa 14 septiembre, 2023 - 9:18 am

Agradezco sinceramente tu comentario querido Hernando. Te respeto enormemente!

Respuesta
John Arbeláez Ochoa 13 septiembre, 2023 - 4:32 pm

Tu padre partió para el Oriente Eterno con todos los grados de su querida Mas:. y con todas las cualidades que narras en tu bello y sentido homenaje. Darío Echandía, fué su hermano de Logia, por ello su cariño hacia ese personaje ilustre y benemérito, del cual heredaste no sólo su nombre sino sus virtudes humanísticas enpro del bien de la humanidad. Felicitaciones por haber tenido tan bello ejemplo de fraternidad y de servicio a los demás

Respuesta
Dario Gamboa 14 septiembre, 2023 - 9:19 am

Como siempre, valoro tu comentario y lo agradezco de verdad. Gracias querido hermano!!

Respuesta
Alberto Echeverri 19 septiembre, 2023 - 4:42 am

Veo, amigo Darío, que has despertado la admiración de más de uno en el grupo por ese bellísimo texto sobre tu adre. Yo tengo que añadir que, coincidencialmente, en San Fernando (Cali) done vivíamos cuando el Niño Jesus era chiquito, llegó tu padre a casa de mi familia a pedir en arriendo un garaje que ofrecíamos. Su simpatía y sintonía conmigo me emocionó pues nunca nos habíamos visto antes; volvi a encontrarlo una que otra vez cuando iba a entrar o sacar el carro; andaba yo en vacaciones con los míos. Nunca he podido olvidarlo. Creo que es suficiente para hacer presente desde mi orilla cuanto has testimoniado. Y felicitaciones por el texto; como digo en otro comentario a Jaime Escobar, tuvimos excelentes maestros que nos enseñaron a expresarnos bien desde entonces. Un abrazo grande para ti y para tu esposa.

Respuesta
Dario Gamboa 19 septiembre, 2023 - 9:11 am

Gracias querido amigo! Que recuerdos impensables de seres que nos dejaron una huella tal vez sin saberlo. Pero en fin, lo importante es recordar bellos momentos con seres cercanos!!

Respuesta

Deja un comentario