Home Cultura Dos jubilaciones

Dos jubilaciones

Por Luis Guillermo Arango
151 vistas
Download PDF

En la tertulia del jueves 14 de marzo quisimos compartir nuestras experiencias de vida, una vez que la edad nos ha permitido “jubilarnos”. Este es el testimonio de Luis Guillermo Arango, 87 años.

Cuando fue mi primera jubilación, a los 60, no quise “parar en seco” mi vida activa dedicada de lleno a trabajar en Sura en diferentes frentes, durante 20 años.

Comencé, entonces, de inmediato, a prestar asesorías en seguros personales, con Sura. Tomé esta actividad como un auténtico servicio, especialmente en los campos de Salud, Vida, Automóviles y Hogar. Fueron otros 20 años de realización personal.

Al llegar a los 80, decidí jubilarme por segunda vez. Dejé a mis asegurados al cuidado de mi hija e inicié una nueva actividad que había soñado toda la vida: la lectura.

Siempre me ha encantado la historia, descubrir de dónde hemos venido surgiendo a lo largo de los siglos y milenios. Escogí un método poco científico, pero sí muy agradable, al menos para mí: las novelas históricas.

Un día, por pura curiosidad, me dio por utilizar el Google Earth para saber dónde quedaba una ciudad de la que se hablaba en una de esas novelas. Esto me abrió el camino hacia otro de mis grandes deseos: VIAJAR. Descubrí los viajes digitales. Qué maravillas las que he podido admirar y disfrutar. Cuánta geografía he aprendido así en los cinco continentes.

A medida que voy leyendo una novela histórica, voy buscando dónde queda cada pueblo mencionado, lo ubico visualmente en el Continente, luego voy haciendo zoom en su respectivo país, hasta llegar a su casco urbano. Visualizo sus calles…, averiguo datos sobre su región, geografía, raza…

Para citar un solo ejemplo, hace poco terminé de leer “La maldición de la Reina Leonor”, de José María Pérez, que se desarrolla en la Edad Media (fines del siglo XII y comienzos del XIII) en los reinos de Castilla y León. Fui recorriendo, poco a poco, toda la parte norte de España, desde Burgos y León hasta Santiago de Compostela. Fue un viaje fantástico hacia la España de la Edad Media.

Eso es lo que hago ahora en mi segunda jubilación, a mis 87 años: leer y viajar por todo el mundo. A eso le dedico gran parte del día, sin afanes ni contratiempos de transportes u hospedajes, sin incomodidades, feliz en mi hogar de 5 estrellas.

Luis Guillermo Arango Londoño

Marzo, 2024

6 Comentarios
1

También te gustara

6 Comentarios

Hernando+Bernal+A. 30 marzo, 2024 - 5:43 am

Luis Guillermo: Qué manera tan interesante como ocupas, gozas y aprendes en estos nuestros últimos años. Yo he tratado de hacer algo parecido, pero dese mi orientación profesional al análisis y comprensión de los comportamientos sociales. Un abraZo y FELICES PASCUAS DE RESURRECCION. Hernando

Respuesta
Vicente Alcala 30 marzo, 2024 - 6:30 am

Luis Guillermo, leyendo en mi memoria y viajando en el tiempo, te recuerdo en “Chapinero” hacia 1964, unos 6 años más adelante que yo. Hacia 2014, tu hermano José Roberto me dijo que te había preguntado por mí y le dijiste que claro que me recordabas… hasta que nos reencontramos en las tertulias. Leyéndote hoy, recorrí de nuevo más de ocho viajes de los que escribí en el blog, pero, sobre todo, leí aquello de que los límites sólo los ponemos nosotros con nuestra mente. Qué maravilla que estás viajando por todo el mundo, de la manera más cómoda y menos costosa !

Respuesta
Jaime López V. 30 marzo, 2024 - 10:13 am

Luis Guillermo. Comparto,no solo tu edad, 87 añitos, sino también el gusto por la lectura, en especial la novela histórica. James A. Michener, mi preferido, nos lleva desde Alaska al South Pacific, pasando por Texas, Mexico, El Caribe, etc., y hace un recorrido geográfico e histórico delicioso en su libro Iberia. Igual que Hawai. Otro que me captura es Edward Rutherfurd con sus libros sobre grandes ciudades como París, Londres, New York, etc.
Y más recientemente, Santiago Posteguillo con sus temas del Imperio Romano. Muy recomendados estos tres escritores.
Gracias por compartir tus experiencias jubilatorias.

Respuesta
Guillermo Sanz 30 marzo, 2024 - 2:05 pm

Luis Guillermo,
me agrada mucho tu modo peculiar de sacarle jugo a la jubilación. Viajando sin salir.
Me recuerdas a mi tia Helena : cuando la invitaban a alguna fiesta se arreglaba como si fuera a salir y a la hora de la fiesta se bebía un par de agrias. Le preguntábamos la razón de su comportamiento a lo que respondía: no voy a ninguna fiesta pero las celebro todas. No me crean tan pendeja…
Otra anécdota googleiana: un día estaba yo conociendo por Google Map a Siracusa, Sicilia. Hete aquí oh sorpresa !…, en el atrio de la Catedral descubro a mi hijo Enrique…! Gajes del hobby de viajar sin salir.

Respuesta
LUIS GUILLERMO ARANGO LONDOÑO 1 abril, 2024 - 10:10 am

Gracias por los comentarios de todos. Jaime, tomé nota de James A. Michener, de quien no he leído ningún libro. Los de Rutherford, extraordinarios, lo mismo que los de Posteguillo que sí lo he leído todos. Ahora esto terminando “Maldita Roma”, obvio, con Google Earth al lado…

Respuesta
John Arbeláez Ochoa 4 abril, 2024 - 9:03 am

Felicitaciones Luis Guillermo por ese método de viajar tan plácido y seguro. Hamaca voladora tal vez? Lo tendré en cuenta.

Respuesta

Deja un comentario