¿Vacunación obligatoria?

Por: Mauricio Cabrera
894 Vistas
injection, splash, prick-2081874.jpg

¿Debe ser obligatoria la vacuna anti Covid? ¿Puede el Estado imponer la vacunación a todos sus ciudadanos? ¿Las empresas pueden obligar a sus trabajadores a vacunarse? ¿Tiene derecho la gente a manifestarse y protestar contra este mandato?

Preguntarse por la vacunación obligatoria parece superfluo e inútil en un país como Colombia donde desde hace un mes se frenó el ritmo de vacunación y la protesta de la gente es porque no puede conseguir la primera o segunda dosis del biológico. Sin embargo,hoy la obligatoriedad es objeto de un intenso debate en los países donde sobran las vacunas, y es de esperar que acá pronto lleguemos a esa situación y tengamos que enfrentarla.

Es increíble que a pesar de la abrumadora evidencia de que el coronavirus contagia, enferma y mata, millones de personas rechacen la protección que pueden tener con la vacuna y el tapabocas. Y no es cuestión de nivel educativo o falta de información, pues los hay de todos los estratos; es más bien cuestión de difusión de fake news e ideologías conservadoras seudolibertarias, con un trasfondo político, pues en Estados Unidos son los partidarios de Trump los que más se oponen.

Los antivacunas rechazan lo que llaman la intromisión del Estado en sus vidas privadas y un límite inaceptable a su sagrada libertad. Es inconsistente, pues esos grupos son partidarios de que el Estado prohíba el aborto o el consumo de marihuana. Además, es un claro sofisma, pues olvidan el principio esencial de que mi libertad de dar un puño llega hasta donde empieza la cara del otro. Contra el virus, yo puedo decidir no protegerme, pero no puedo decidir poner en peligro a mis vecinos.

Es cierto que no se puede obligar a nadie a vacunarse, pero si es posible y necesario exigir la vacuna para realizar ciertas actividades o entrar a algunos sitios. El Estado no puede prohibirme que tome alcohol y me emborrache, pero si puede y debe prohibir que maneje un automóvil en ese estado. Un restaurante en la playa no puede obligarme a usar calzado y camisa, pero si puede restringir la entrada a quienes no los usen.

Es lo que están haciendo en Estados Unidos el gobierno y muchas empresas. Por ejemplo,en los hospitales de Nueva York y otros estados no dejan trabajar a personal médico que no esté vacunado; los jugadores profesionales de basquetbol no pueden jugar y no les pagan si no tienen prueba de vacunación; grandes corporaciones con miles de empleados ya lo están poniendo como un requisito para contratar personal e inclusive varias aerolíneas también la exigen a sus pasajeros. El presidente Biden está preparando una orden ejecutiva para que todas las empresas con más de 100 empleados exijan carnet de vacunación o prueba semanal contra el virus.

En Colombia todavía no es posible tomar medidas de ese estilo, por la sencilla razón de que no hay suficientes vacunas. Ojalá pronto pueda hacerse, pero mientras tanto hay que seguir extremando los cuidados para que no nos llegue el anunciado tercer pico de la pandemia.

*          *          *

Adenda: ¡Regresa la revista CAMBIO! Una excelente noticia para el periodismo y la calidad de la información pública, sobre todo después de que la revista Semana dejara de ser un referente del buen periodismo para convertirse en un mediocre apéndice partidista. El esfuerzo quijotesco de Patricia Lara y sus socios requiere todo el apoyo ciudadano.

Mauricio Cabrera

Octubre, 2021

Dejar un comentario