Home Tags Posts tagged with "Viaje desde el corazón"
Tag:

Viaje desde el corazón

Download PDF

He tenido la oportunidad de viajar mucho a lo largo de mi vida. He recorrido lugares exóticos. Desde las bulliciosas calles de Nueva Delhi, hasta los tranquilos viñedos de la Toscana. Mi ventana al mundo han sido mis lectores, como amigos, familia y conocidos que me leen en FB o en el blog de “Exjesuitas en tertulia”.

Leían la bitácora detallada de mis aventuras y experiencias. Cada cuento estaba lleno de descripciones vívidas, anécdotas emocionantes y fotografías impresionantes que capturaban la esencia de cada destino. Sin embargo, hacía algún tiempo que había dejado de escribir. La chispa que solía encender mi pluma parecía haberse apagado.

Ayer, mientras participaba de un retiro conocido como “VOLVER A NACER”, me encontré con mi madre. Las imágenes en mi memoria capturaban momentos de la juventud de ella, momentos de felicidad y esperanza. Sentí una conexión profunda como si estuviera vislumbrando un mundo que, hasta ahora, solo había existido en relatos y recuerdos familiares.

Vi a mamá joven y radiante, con una mano suavemente apoyada en su estómago. Sabía que allí estaba yo, ansiosa por llegar a la luz de la vida y ver su hermosa sonrisa. Sabía el amor maternal que me esperaba y sentía el amor de mi padre y mis 6 hermanos.

En la terapia, mientras estaba en el piso, en posición fetal, recibiendo amor incondicional de dos personas desconocidas que interpretaban a mamá y papá , el sentimiento era tan sublime que una idea empezó a formarse en mi mente. Decidí que volvería a escribir, pero esta vez no de mis viajes físicos, sino sobre un viaje mucho más íntimo y emotivo.

Encendí mi lámpara de luz interior, dejando que mis recuerdos y mi imaginación se entrelazaran. Me imaginé cómo mi madre habría sentido cada pequeño movimiento, cada patadita, cada cambio en su cuerpo, mientras yo crecía dentro de su vientre. Pensé en los miedos y esperanzas que ella habría tenido, en las noches en vela soñando con el futuro de esa pequeña vida que llevaba dentro.

Me la imaginé acariciando su vientre, susurrándome palabras de amor y promesas de un futuro brillante. Me imaginé a mí misma, pequeña y protegida, escuchando el suave latido del corazón de mi madre, sintiendo el calor y la seguridad de su abrazo desde el interior. Pensé en los días soleados cuando caminaba por el parque, o las noches cuando se acurrucaba en la cama, soñando con el día en que por fin me conocería.

Sentí una oleada de emociones al pensar en todo el amor y el cuidado que mis padres habían puesto en esos nueve meses. Pude sentir la alegría y la ansiedad, la esperanza y la incertidumbre que tal vez habrían experimentado. Saber que papá participó de manera proactiva en mi nacimiento junto con la partera. Fue en un cuarto de la casa donde crecí. Eso me llenó el corazón de agradecimiento, mientras mis 6 hermanos esperaban afuera ansiosos de noticias. Papá salió y les dijo: “es una niña y ya la cigüeña se fue por la ventana”. Mi hermana mayor se molestó mucho, pues ella le había pedido a la cigüeña que esta vez fuera un varón, suficientes niñas… y así fue el número finito de 6 niñas y un niño.

La terapia de Renacer no solo me permitió reconectar con mi pasión por la escritura, sino que también me ofreció una nueva forma de ver el mundo. Los viajes más importantes no siempre requieren un pasaporte o un boleto de avión. A veces, los viajes más significativos son aquellos que nos llevan a ver la luz que tenemos dentro.

Pilar Balcázar

Alicante, Junio 4, 2024

9 Comentarios
1 Linkedin