Wow,Wow, ¿qué fue Delhi hoy para Pily?

Por: Pilar Balcázar
296 Vistas
delhi, jama masjid, tower

¡Eso fue hoy New Delhi para mí!

Despertar a las 4.00 a.m., porque todavía mi cuerpo no entiende que tenemos más de 13 horas de diferencia. Empezamos a las 5.15 a.m. con té de jengibre y limón y nos pusimos un atuendo apropiado para ir a clase de yoga. 

Caminando en plena oscuridad hasta llegar al estudio de yoga, ver aquella luz tenue, escuchar música en mantras muy suaves y sentir la energía de ese lugar me produjo las primeras emociones de la jornada.

Una chica hindú nos recibió y empezó la primera clase de yoga para Darío y para mí, una sin fin… La sentí diferente a las que había tenido antes. Estaba en la India, como tantas veces lo habíamos soñado con mis amigas de yoga. Fue muy especial y duró de 6.00 a 7.00 de la mañana.Regresamos directamente al templo porque “…hoy, hoy es domingo..” (mi cancion favorita los domingos… resonaba en mi mente) y la ceremonia es única. ¡Oh Dios! ¡Qué ceremonia!  Bailamos y danzamos: mujeres en un lado y hombres en el otro.

Mujeres hermosas nos involucraron inmediatamente en su ritmo. La energía y la devoción brotaba por los poros de cada una y era contagioso. Me sentí igual a ellas y agradecí la fortuna de estar en medio de esta cultura milenaria que tiene tanto que enseñarnos.

Bailamos más de una hora, quizá. Fue un ejercicio más efectivo que el cardio en el gimnasio. Salimos a desayunar: por hoy, solo frutas.

Luego nos fuimos a explorar. Caminamos por un parque donde mujeres limpiaban los prados mientras sus hijos correteaban y se subían a los árboles. Fue una escena de película. Sí: de película de los años 50. 

Llegamos al templo Lotus, llamado así porque su diseño es una flor de loto que tiene 27 pétalos que están construidos en concreto blanco y recubiertos con mármol griego.

Entramos en silencio, con respeto y admiración a meditar y agradecer. Arquitectónicamente hermoso, sus nueve puntas representan las nueve religiones cuyas enseñanzas son similares, pues existe un mismo Dios para todos. Era un templo Baha’i. Me gustó su filosofía, que despertó en mí mucho interés. 

Después de la calma viene la tormenta (aunque el dicho es al contrario). Aquí se aplica así, al recorrer Delhi en “tuk tuk”. La polución la sentí en ojos y  garganta. Abundan el ruido, la gente, las motos. Hay movimiento por doquier.

India es caleidoscópica  y diversa: el que quiere ver pobreza, ve pobreza. El que quiere ver sabiduría, ve sabiduría; el que quiere ver espiritualidad, ve espiritualidad; el que quiere ver caos, ve caos…  Terminas viendo la India que lleves por dentro.

En la tarde visitamos el templo más antiguo de Delhi, el de Humayun, que fue el segundo emperador de la India en el siglo XVI. Dicen que esta construcción fue la fuente de inspiración para edificar el Taj Mahal.

Percibí mucha influencia musulmana. Volví a sentirme como en casa, con jardines extensos y árboles gigantes. Regresé a mi infancia y quizás a mis vidas pasadas, pues reconocí árboles ancestrales que me pedían que los abrazara…

De allí fuimos a visitar la tumba  de Gandhi. Recordé su filosofía ‒que comparto‒, lo cual nos dio pie a conversaciones muy profundas que me dejaron el corazón lleno.

De regreso a casa, después de un día pleno, a descansar y recibir el último regalo del día: un masaje ayurvédico.

¡Gracias, Anku, nuestra guia, por tu ser !

Pilar Balcázar

Marzo, 2020

4 Comentarios

Milly Lazo 2 noviembre, 2020 - 5:38 pm

Muy lindo tu relato Pily… Se alegra mi corazon leerte en un lugar asi.
Siempre te habia dicho que tienes una habilidad innata para hacer los relatos tan magicos que pareciera que soy yo quien visita el lugar.
Un abrazo con el corazon!

Responder
Luis Arturo Vahos 8 noviembre, 2020 - 11:16 am

Qué bien relatas Pilar. Me devolviste a la India que visité. Bombay es también ruido, polución y hermosas mujeres envueltas en seda y enjoyadas surgiendo de casas, que para nosotros serían chozas. Pero sobre todo espiritualidad que contagia. Gracias por tu relato.

Responder
Jaime Heredia 9 noviembre, 2020 - 5:53 am

Pilar: te luciste dejando una luz para admirar la India que posees internamente.

Responder
Guillermo Gonzalez 13 noviembre, 2020 - 7:35 pm

Hola amigos. Me encantó la nota !! Me dieron muchas de conocer!! Gracias por compartirlo. Un cariño grande. Abrazos.

Responder

Dejar un comentario