Home Cultura Vamos mal sin leer

Vamos mal sin leer

Por Jesús Ferro Bayona
133 vistas
Download PDF

En reciente publicación del monitoreo a la calidad de vida urbana “Barranquilla cómo vamos”, el 51% de los encuestados sobre el tema de la cultura dijo que no había leído un libro en todo el año. Sólo el 21.2% dijo haber leído uno.

Un médico neurólogo comentaba hace poco, en una entrevista, que eran muchos sus pacientes con problemas de sueño. Analizando con cada uno, la mayoría contaba que, al despertar al día siguiente tras una noche de lucha contra el insomnio, tenía el televisor prendido, otros que el Ipad se les había quedado en la cama y el teléfono celular al lado de la almohada. ¿Quién puede conciliar el sueño con todo eso dentro de la habitación? Es como dormir con el enemigo. La tecnología de esos aparatos es de mucha utilidad en la vida diaria, pero su excesivo uso conduce a la adicción. A una que no deja ni dormir.

En épocas pasadas, los abuelos cabeceaban leyendo un libro en la noche y cuando ya no aguantaban más se iban a la cama para un sueño placentero. Pero ahora es al revés. En reciente publicación del monitoreo a la calidad de vida urbana “Barranquilla cómo vamos”, el 51% de los encuestados sobre el tema de la cultura dijo que no había leído un libro en todo el año, mientras que el 21.2% dijo haber leído uno. El dato revela que es muy bajo el índice de lectura de libros. Se podría concluir que no se leen libros, ni siquiera para conciliar el sueño. 

Las tabletas y los celulares, con la televisión, son los acompañantes hasta en la cama, al final del día. No sorprenden, por tanto, pero sí preocupan los últimos resultados de las pruebas PISA -el Programa para la evaluación internacional de estudiantes- entre los países miembros de la OCDE, a la que Colombia pertenece. 

En materia de lectura -que significa habilidades del estudiante para seleccionar, interpretar y evaluar información de una variedad de textos- los estudiantes universitarios del país -con la excepción de Bogotá que va mejor- vienen mostrando resultados a la baja desde 2015, cuando se inició la caída más fuerte en las pruebas del ICFES, con el consecuente mal índice de este año en las pruebas PISA. Es llamativo que, en materia de lectura, los hombres han tenido puntajes menores que las mujeres. Éstas les ganan por 12 puntos de ventaja.

Hay que aclarar que no es lo mismo leer una novela o un libro de historia para el disfrute personal, que un texto para el aprendizaje escolar. Lo cierto es que, gran número de jóvenes y adultos no duermen bien en la noche, tras estar viendo pantallas luminosas que estimulan en exceso las imágenes en el cerebro. 

Cuando un padre de familia me dijo, comentando mi columna pasada sobre Napoleón, que a su pequeño hijo le gustaba mucho la historia, me apresuré a responderle que le fomentara el gusto, porque el hábito se crea para toda la vida. Y además dormirá mejor.

Jesús Ferro Bayona

Publicado en El Heraldo, Barranquilla

6 Comentarios
0

También te gustara

6 Comentarios

Vicente Alcalá 20 diciembre, 2023 - 6:55 am

Una ayuda sencilla y casi obvia es “sondear” quė les gusta a las personas, para escoger los libros que sean el botón de arranque.

Respuesta
Jesús Ferro 21 diciembre, 2023 - 9:09 pm

Es una posibilidad, Vicente. Aunque ese sondeo no siempre es el mejor ni el más acertado.

Respuesta
Alberto Echeverri 20 diciembre, 2023 - 1:36 pm

Estupendo tu escrito, Jesús. Ojalá pudieras difundirlo en otros medios que lleguen a muchas partes. Un abrazo,

Alberto Echeverri

Respuesta
Pedro Benìtez P 20 diciembre, 2023 - 3:56 pm

Muy buen artículo Chucho. De verdad es muy cierto que los jóvenes no se acostumbran a leer sino que su compañero preferido es el celular y la TV en las noches. Muy buena reflexión.

Respuesta
Jesús Ferro 21 diciembre, 2023 - 9:12 pm

Se difunde, Alberto, a través de medios de divulgación digital en redes que tienen amigos y lectores míos.

Respuesta
Jesús Ferro 21 diciembre, 2023 - 9:13 pm

El celular, el iPad, la Tv..que dejan poco en el cerebro y que según dice un científico francés, conducen a una
la estupidez si son lo único que utilizan.

Respuesta

Deja un comentario