Home Viajes Un viaje con altura

Un viaje con altura

Por Vicente Alcala
941 vistas
Download PDF

Encima de las nubes siempre brilla el sol. Hace falta “un punto de vista superior” para entender verdaderamente la realidad. Desde la altura se aprecia un conjunto con más amplitud que a nivel del suelo… y al pico montañoso más alto puede accederse gracias al ingenio humano. Estos y otros pensamientos surgen en este viaje, acompañado de unas fotografías envidiables.

Apenas se eleva el avión a la velocidad de crucero, se evidencia al pie de la letra el dicho de que “por encima de las nubes siempre brilla el sol”. Es majestuosa la vista de las nubes con el brillo, sin obstáculos, del sol desde lo alto. Pero esa visión hace pensar en el simbolismo de la frase, pues en las vicisitudes difíciles u oscuras de los días complicados de la vida hay que tener fe y pensar que “mañana será otro día”.    

Aterrizando en Ginebra, Suiza, sobresale enseguida el famoso chorro de agua (Jet d’Eau) en el extremo sur de su lago, y subiendo los incontables escalones de la torre de la catedral gótica sorprende la vista sobre la ciudad y el lago. El chorro de agua, iluminado y coloreado con un sol brillante, se asemeja a una bandera ondulante o a una vela arco iris, más grande que las de los veleros que pasean un poco más lejos.  

Ginebra, Suiza

Cerca de Ginebra, leí con desconcierto “Chamonix, Francia”. Acaso ¿no estábamos en Suiza? Una elemental geografía o un Google map podían aclararme que al sur del lago Leman o de Ginebra se encuentra territorio francés, y en él el famoso Mont Blanc (a 4807 m.s.n.m), el pico más alto de los Alpes franceses.

Es impresionante sentirse tan cerca de estos nevados tan altos, gracias al ingenio de la ingeniería humana que construyó una infraestructura accesible y un teleférico que nos sube a esas alturas. Desde allí se aprecia, hacia abajo, la población diminuta por la distancia.  

Mont Blanc, Francia

En Zurich, subimos a la cima de un cerro cercano, que tiene una torrecita-mirador, desde la que se divisa la ciudad en su esplendor y el rio Limago que atraviesa la población y corre por el valle. 

Zurich, Suiza

Nos encontramos en Friburgo (Alemania) para celebrar el cumpleaños de mi hija y, ya que estábamos cerca, visitamos Estrasburgo ‒de nuevo en Francia‒ tras atravesar la frontera entre los dos países. Desde cierta altura se disfruta una vista del Rin que se abre entre cuatro torrecitas y deja ver la catedral en el fondo. Volviendo a subir los escalones de su torre se tiene un panorama espléndido de la bella ciudad. 

Estrasburgo

El viaje continuó hacia Almería (España), donde celebramos con 54 familiares el cumpleaños número 80 del suscrito, por invitación insistente de mis dos hijos y mi esposa. En las cercanas ciudades de Málaga y Alicante fuimos recibidos y atendidos ‒a cuerpo de reyes‒ por nuestros amigos exjesuitas y sus queridas esposas. Desde las alcazabas y los castillos de Málaga y Alicante volvimos a gozar, desde la altura, la vista de dichas ciudades y el mar Mediterráneo.  

No podía faltar en Almería la subida a pie hasta el cerro de San Cristóbal, cercano a la casa natal y al lugar de hospedaje en estos días. Desde la imagen del Cristo se contempla parte del puerto y la bahía, de tan gratos recuerdos personales y familiares. 

Cristo de Almería

Sería muy extenso describir las sensaciones de bienestar y felicidad de este viaje, con el encuentro de los hermanos y sobrinos, con el repaso de lugares y fotografías familiares. 

Como el artículo se titula Un viaje con altura, me he concentrado en las fotos desde arriba, pero desde la altura de 80 años de vida se pretende “un punto de vista superior”, aunque proyectado hacia el futuro de las nuevas generaciones.

Vicente Alcalá Colacios

Enero, 2023

8 Comentarios
2

También te gustara

8 Comentarios

Rodolfo Ramon De Roux 28 enero, 2023 - 5:50 am

Felicitaciones por tus 80 años vividos “con altura”.

Respuesta
Juan Gregorio Vélez 28 enero, 2023 - 1:19 pm

Qué maravilla de alturas Vicente: la de los sitios geográficos y la de tu punto de vista en tus primeros 80. Felicitaciones y “cuando yo sea grande seré como tú”. Fuerte abrazo por ahora virtual.

Respuesta
Hernando+Bernal+A. 28 enero, 2023 - 3:36 pm

Vicente: Maravillosas reflexiones y muy hermosos tanto los pensamientos como las fotos No unimos en la celebración de tus ochenta años y nos alegra lo bien agasajado que estuviste. Cordial abrazo. Hernando

Respuesta
Stella Jiménez 28 enero, 2023 - 8:34 pm

Vicente que lindo relato del viaje a tu tierra natal para celebrar con tu familia tus 80 años.
Que Dios te de mucha salud para que puedas hacer muchos viajes mas y seguir disfrutando la vida . Abrazos Stella

Respuesta
Humberto Sánchez Asseff 30 enero, 2023 - 11:01 am

Vicente. muchas gracias por el hermoso recorrido con altura que nos das. Bellas fotografías. Para mí, todos esos hermosos paisajes son nuevos, pero estamos bendecidos al tener un grupo de amigos que nos participan sus alegrías y apreciaciones. Espero que esta década que comienzas sea muy fructífera en tu compartir. Gracias de nuevo.

Respuesta
John Arbeláez Ochoa 30 enero, 2023 - 12:22 pm

Vicentillo, por eso dicen que “Todos vuelven a la tierra en que nacieron, el rincón incomparable del ayer”… Pleno de nostalgia y mucha alegría tu regreso a la tierra natal. Felicitaciones!!!

Respuesta
Vicente Alcalá 30 enero, 2023 - 5:53 pm

Muchas gracias a todos mis amigos por celebrar conmigo 80 años de vida regalada por Dios.

Respuesta
Hernán Yesid 10 febrero, 2023 - 8:40 pm

¡Que bien! mi estimado Vicente. Se nota que fue una experiencia muy bien hecha y con la capacidad entera de saber observar, así como de dejarse sorprender gratamente por cada lugar y por cada espacio visitados y recorridos. Saludos!

Respuesta

Deja un comentario