Categorías
Actualidad

Un triste aniversario

Hace un año el dictador Vladimir Putin ordenó la invasión de un país independiente, Ucrania. En realidad era un violento paso más, lleno de prepotencia y poder, después de “la ayuda militar” dada a los prorrusos del Dombas y de la anexión de Crimea, ambos territorios ucranianos, bajo el pretexto de liberarlos de los nazis y salvar a los habitantes de lengua rusa residentes en Ucrania.

Salir de la versión móvil