Home Tags Posts tagged with "gama"
Tag:

gama

perception, psychology, face-4039508.jpg
Download PDF

El subconsciente trabaja como una computadora controlando todos los procesos biológicos, todos los movimientos rutinarios y rítmicos, las reacciones instintivas y también opera como un programador de nuestra salud.

Podemos programar el subconsciente para curarnos de alguna enfermedad, para normalizar alguno de nuestros sistemas y órganos o para disfrutar de buena salud. Podemos dar órdenes directas al subconsciente o, simplemente, tener pensamientos positivos respecto a nuestra salud. Esos pensamientos se convierten en órdenes que este cumplirá al pie de la letra.

Las ondas cerebrales

Gracias al encefalograma puede comprobarse que en el cerebro se desarrolla una gran actividad eléctrica, pues emite cinco tipos ondas: gama, beta, alfa, theta y delta.

Nivel beta

En estado de vigilia, estado consciente, en una situación normal estando despiertos, nuestro cerebro emite ondas beta con frecuencias de 14 a 30 hertz.

Nivel gama

En caso de un ruido repentino, un susto, un sobresalto o pánico las ondas se aceleran y superan la frecuencia de 30 hertz, convirtiéndose en ondas gama. Estas tienen frecuencias entre 30 y 40 hertz. En ambos casos ‒ondas beta y gama‒ nos hallamos en estado consciente.

Nivel alfa

En el proceso natural del sueño, cuando estamos acostados dispuestos a dormir, las ondas cerebrales comienzan a bajar su frecuencia y entran en el nivel alfa. Las ondas alfa tienen una frecuencia entre 7.5 y 14 hertz. En este nivel convergen el consciente y el subconsciente. El nivel alfa es el estado ideal para programar conscientemente el subconsciente. 

Al nivel alfa se llega por el proceso natural del sueño, pero también por relax, hipnosis o autohipnosis, así como por drogas sicotrópicas.

Cuando en estado consciente conectamos el consciente con el subconsciente tenemos más imaginación y creatividad, una memoria poderosa, una mayor capacidad de concentración, una mejor disposición para el estudio y un mejor comportamiento físico.

Entramos entonces, conscientes, en un estado extraordinario de lucidez mental. Algunos músicos de rock y de jazz llegan a este estado gracias a ciertas drogas, pero es mejor para la salud y para el bolsillo tratar de entrar programando el subconsciente.

Nivel theta

Siguiendo el proceso natural del sueño, la frecuencia de las ondas sigue bajando y entramos a las ondas theta. Estas oscilan entre frecuencias de 3.5 a 7.5 hertz.

Llegamos así a un estado onírico, donde la mente vuela y crea imágenes que se convierten en sueños y fantasías, en medio de una total relajación física y mental. En muchas personas aparece un movimiento orbital rápido en los ojos durante este período de sueño.

Muchos de los grandes genios creadores han generado algunas de sus obras maestras en este estado de las ondas theta. Paul McCartney escuchó, en un sueño, la melodía de Yesterday y al despertar la tocó en su guitarra y la grabó, llevándola luego a una sesión en el estudio de grabación. John Lennon compuso la letra y así nació el mayor éxito de los Beatles. 

Muchas veces nos dormimos preocupados por buscar la solución a un problema y de repente encontramos en sueños una solución muy nítida.

Algunas personas tienen el hábito de dormir con un cuaderno al lado y al despertar de un sueño lo escriben. Hay quienes se dedican a interpretar los sueños como mensajes que vienen del subconsciente.

En estado de relax o hipnosis ligera estamos en nivel alfa. En hipnosis profunda pasamos al nivel theta.

Nivel delta

Por último, pasamos al sueño profundo, cuando el cerebro emite las ondas delta con frecuencias inferiores a 3.5 hertz. En este estado la conciencia está dormida profundamente y todo el cuerpo descansa.

Ejercicio de sanación

Con esta información sobre las frecuencias de las ondas cerebrales, podemos programar fácilmente el subconsciente para controlar nuestra salud. Pongamos un ejemplo: la eliminación de unas células malignas.

Cuando en la noche me acuesto a dormir estoy en estado consciente en nivel beta. Mis músculos se van aflojando, me voy relajando lentamente y la frecuencia cerebral va bajando hasta entrar en nivel alfa, llegando al estado ideal para la programación del subconsciente. Entonces pienso: las células malignas están desapareciendo, mi subconsciente está eliminando las células malignas, mi sistema inmunológico está eliminando las células malignas. Las células buenas se están regenerando… y sigo creando pensamientos positivos respecto al mismo tema. 

Al subconsciente siempre debe hablársele en positivo, pues no capta la palabra NO: Si digo No me dará gripa… el subconsciente capta me dará gripa y enseguida comenzaré a sentir los síntomas de esa enfermedad.

Esos pensamientos se convierten en órdenes al subconsciente y a medida que voy entrando en el sueño voy pasando al nivel theta donde se reafirman con más fuerza esas órdenes, pasando luego al sueño profundo en nivel delta. Así, mientras disfruto de un sueño profundo, mi subconsciente trabaja en la sanación de mi enfermedad.

La hipnoterapia funciona con base en estos principios. El hipnotizador induce rápidamente al sujeto en un estado de hipnosis ligera a nivel alfa, o de hipnosis profunda a nivel theta, y le hace las sugestiones hipnóticas para su pronta sanación.

Esta es la técnica que emplean los pastores evangélicos en sus sesiones de sanación, dando las sugestiones en nombre del Espíritu Santo. Así, cuando el sujeto se acerca a dar las gracias, el pastor le dice que esta es una muestra del poder del Espíritu Santo y que para lograr que su curación dure es necesaria su conversión a la Iglesia y el pago puntual de los diezmos.

Yo he sido muy feliz en la vida por haber logrado el control de la salud y quiero compartir con mis amigos este gran secreto. ¡Salud!

Alberto Betancourt

Febrero, 2022

9 Comentarios
1 Linkedin