Home Tags Posts tagged with "El ateísmo moderno"
Tag:

El ateísmo moderno

atheist, atheism, symbol-884127.jpg
Download PDF

El ateísmo es uno de los fenómenos característicos de nuestra época. En el mundo contemporáneo hay muchos hombres que consideran el ateísmo como la condición de un verdadero humanismo y como una exigencia del progreso del mundo y de la sociedad.

Para otros, Dios es tan sólo un motivo folklórico del pasado. Ni en la hora de la muerte Dios tiene importancia para muchos.

El ateísmo es la negación de la existencia de un Dios personal. Es práctico si se vive sin reconocer a Dios. Es teórico cuando constituye la actitud del que, teniendo uso de razón, no afirma un trascendente al mundo, ni como existente ni como planteamiento de un problema con posibilidades de solución. La decisión sobre Dios es radical y comprometedora por las consecuencias que reporta en la vida personal. Un “sí” o un “no” ante Dios definen dos posiciones ante la vida completamente diferentes.

Si examinamos el fenómeno del ateísmo actual, nos encontramos con los siguientes rasgos característicos: es universal, postulatorio, positivo, post-cristiano.

Universal. El ateísmo actual se distingue de otros ateísmos históricos por su universalidad. “El ateísmo es aristocrático” decía Robespierre en su época. Pero hoy el ateísmo se ha “democratizado”. En otras épocas, los ateos eran considerados como la excepción en una sociedad creyente. Hoy nos encontramos con grupos de personas que profesan abiertamente el ateísmo; más aún, que consideran al ateísmo como la única actitud defensora de la dignidad humana. La extensión del ateísmo no es una simple casualidad, sino el resultado de un proceso histórico. El Renacimiento, el racionalismo y el laicismo señalan jalones en este proceso. Para entender la fuerza del ateísmo contemporáneo hay que enmarcarlo dentro del cambio cultural de la sociedad actual.

Postulatorio. Otra de las características del ateísmo contemporáneo es su carácter de postulado. No es tanto la conclusión de un razonamiento ni el resultado de una crítica, sino una premisa de la construcción de una concepción del hombre y de la sociedad. Una vez que se ha optado por una vida sin Dios, se procura edificar un humanismo sin El. El origen del ateísmo contemporáneo es una opción. El hombre no se hace ateo radical como resultado de una especulación que le demostrase que Dios no existe. El punto de partida de su ateísmo es una determinación libre, una opción moral. El ateísmo no es sino una toma de posición que excluye a Dios de la escala de valores de la existencia, desterrándolo así de su vida y de su pensamiento. Para los ateos contemporáneos, la existencia de Dios es un problema secundario del que prescinden por la previa negación de la misma noción de Dios.

Positivo. El ateísmo actual no es simplemente una negación de Dios, sino un antiteísmo, un ateísmo positivo, porque no consiste en una negación de la fe, sino en una afirmación del hombre por sí mismo. El ateísmo positivo es un combate activo contra todo lo que nos pueda recordar a Dios, y es un esfuerzo por reconstruir todos los valores humanos sin ninguna referencia a Dios. El ateísmo simplemente negativo negaba a Dios, pero no ponía nada en su lugar; no pretendía cambiar la concepción del mundo que tenía por centro a Dios; simplemente se vivía sin tenerlo en cuenta. Hoy el ateísmo no es negativo, sino positivo, porque opone una concepción del mundo desacralizada a la concepción sacral y exige al hombre que desplace totalmente a Dios del mundo.

Post-cristiano. El ateísmo moderno es post-cristiano. Los ateos modernos han conocido o creído conocer el cristianismo y, conociéndolo, lo han rechazado. El Dios de la metafísica cristiana se ha desmoronado, ya que el hombre moderno no admite sino el mundo terreno y humano, del que el hombre es el único artífice.

Horacio Martinez Herrera

Marzo, 2024

4 Comentarios
1 Linkedin