Categorías
Cultura

Dr. Alberto Alvarado -sociólogo- Mi personaje inolvidable *

“Non omnis moriar multaque pars mei vitabit Libitinam (Od. III, 30, 6-7), era el grito triunfal de Horacio ante la inexorable Libitina, la Muerte. Jorge Robledo Ortiz -el poeta de la raza- en cambio, se dolía del olvido: “Cuando nos resignamos a vivir con su ausencia / es porque ha envejecido por dentro, el corazón / y entonces ya la vida / no vale una canción”.

Salir de la versión móvil