Home Tags Posts tagged with "Benedicto XVI"
Tag:

Benedicto XVI

pope benedict, rome, the vatican-1036041.jpg
Download PDF

Recordar al Ratzinger académico e intelectual entre los pensadores de avanzada de los años setentas, cuando se contrasta con lo que dicen algunos comentaristas que enfatizan su conservadurismo, no deja de ser paradójico. 

La muerte de un papa es noticia mundial, no solo por ser el guía religioso de 1300 millones de católicos; también porque es un líder de pensamiento escuchado por creyentes o no creyentes. La noticia del fallecimiento de Benedicto XVI, así no fuera sino papa emérito, ha tenido, por tanto, resonancia internacional.

Benedicto XVI abdicó 600 años después de Gregorio XII, quien renunció al pontificado en 1415, más por presiones que por iniciativa propia. En cambio, Celestino V sí renunció al cargo en 1294 de forma voluntaria para retornar a la vida de ermitaño. 

Sin haber tratado a Ratzinger-profesor, tuve relación indirecta con él porque conviví en la Facultad de Teología de Lyon con profesores franceses que iban y venían a universidades de Baviera, donde enseñaba, y que formaban con él un grupo de pensadores católicos reformistas de vanguardia. Buscaban que el pensamiento histórico tuviera un papel fundamental en la docencia basada en los estudios bíblicos y en el método histórico-crítico, más que en el solo estudio de los dogmas. Los estudiantes de teología de entonces comprendimos además que se estaba produciendo un acercamiento mayor con la teología protestante, consecuencia del ecumenismo propiciado por el Concilio Vaticano II.

Recordar al Ratzinger académico e intelectual entre los pensadores de avanzada de los años setentas, cuando se contrasta con lo que dicen algunos comentaristas que enfatizan su conservadurismo, no deja de ser paradójico. Obviamente se está juzgando al que fue después pontífice con posiciones más férreas en lo moral, trayendo a cuento la forma como afrontó los casos de clérigos acusados de abuso sexual a menores. A ese respecto, a muchos les parece que Benedicto fue débil y hasta encubridor, juicio que no comparto. 

Hans Küng, el gran teólogo suizo, tuvo enfrentamientos con Ratzinger cuando ambos enseñaban teología en Tubinga, Alemania. La crítica de Küng fue acérrima cuando Ratzinger ya era papa. Comentó en una entrevista que había endurecido las posiciones en varios frentes: le dio más poder a la curia romana y mostró, dijo Küng, menos comprensión con otras posiciones y con la idea de que la libertad es la libertad de los que piensan diferente.

Por otro lado, si Ratzinger tuvo el privilegio de ser consultor de confianza de Juan Pablo II, no heredó del papa polaco su carisma para comunicarse con las multitudes ni el carácter mediático de Wojtyla. Del papa Francisco se distinguió en que este último tiene un sentido pastoral casi innato. Ratzinger-papa no lo tuvo igual, sin que ello quiera decir que el papa que acaba de morir careciera de él como se evidencia en su encíclica, que nombró Dios es amor, que no es una carta conceptual, sino expresión vigorosa de su experiencia como pastor eclesial que ha vivido el amor por los demás, virtud que el cristiano debe practicar como esencia del cristianismo. 

Las razones para explicar su renuncia –que pasará a la historia– confesando que le faltaban fuerzas para seguir gobernando la Iglesia fueron una prueba de honestidad que no era solo la del intelectual académico.

Jesús Ferro Bayona

Enero, 2023

Publicado en El Heraldo (Barranquilla)

2 Comentarios
1 Linkedin
Download PDF

Estas cuatro palabras hacen pensar en la selva amazónica, en el cambio climático y en el calentamiento global. Sin embargo, es mi traducción y complementación del título Creación y pecado con el que editaron un breve libro de Joseph Ratzinger en 2005.

El título Creación y pecado del libro de Joseph Ratzinger deja una impresión un poco negativa o pesimista, pues termina “en punta”: le falta un tercer movimiento a esta sinfonía.

Al leer este librito ‒que reencontré hace poco en mi biblioteca‒ pienso que su título quedaría mejor como Creación, pecado y redención porque reflejaría su contenido con mayor exactitud. En lenguaje del jesuita Bernard Lonergan sintetizaría los tres dinamismos que se dan en la historia, de manera entremezclada: 

a) Desarrollo, progreso, creación, construcción… 

b) Decadencia, deterioro, destrucción, retroceso, pecado…

c) Recuperación, restauración, conversión, redención…  

Para sustentar mi complemento al título de la obra de Ratzinger, basta con citar las tres últimas líneas con que su autor termina ese escrito: “Y que nos encontremos de nuevo con las palabras completas de Jesús: el reino de Dios está cerca. Convertíos y creed en el Evangelio”.

La obra Creación y pecado comienza con la constatación de que la teología y la espiritualidad han descuidado, quizás, la verdad fundamental de Dios creador. A la actual consciencia ecológica del “cuidado de nuestra casa común” le viene muy bien reforzar el sentido de la creación, del pecado y de la redención: Dios creó por amor el universo y, en él, nuestro planeta; la humanidad está atentando contra él. Nuestra responsabilidad exige protegerlo, restaurarlo, recuperarlo…

Sin embargo, la triple realidad ‒creación – pecado – redención‒ no se refiere solo a la naturaleza, a la ecología y al medio ambiente. Son la verdad de la historia de la humanidad, de nuestra vida personal y de nuestra sociedad colombiana. A nivel general, la creación es la obra verdadera del amor de Dios; el pecado es la opción equivocada de la libertad humana y la redención es la acción de Jesucristo muerto y resucitado, viviente por su Espíritu en la comunidad humana.

El Informe final de la Comisión para el esclarecimiento de la verdad, la convivencia y la no repetición hace énfasis en el pecado, la violencia, el desastre histórico colombiano, especialmente de los últimos 60 años; pero no, esa realidad es ‒estoy seguro‒ un paréntesis trágico entre el desarrollo acumulado de nuestra historia pasada y el futuro que estamos llamados a construir y al que invita la misma Comisión.

Si recorremos los temas del libro de Ratzinger que estoy comentando, puedo contribuir a adelantar su comprensión:

I- Dios creador

  1. La diferencia entre forma y fondo en el relato de la creación 
  2. La unidad de la Biblia (Antiguo y Nuevo Testamento) como criterio de interpretación 
  3. El criterio cristológico.

II- Significado de los relatos bíblicos de la Creación

  1. La racionalidad de la creencia en la creación
  2. Significado permanente de los elementos simbólicos del texto: 

a) Creación y culto

  b) La estructura sabática de la creación

c) ¿Explotación de la Tierra?

III- La creación del hombre

1. El hombre, formado de la tierra 

2. Imagen de Dios 

3. Creación y evolución.

IV- Pecado y salvación

  1. Sobre el tema del pecado 
  2. Limitaciones y libertad del hombre 
  3. El pecado original (pecado hereditario)
  4. La respuesta del Nuevo Testamento.

Si decimos “Creación, pecado y redención”, no solo completamos el título, sino que comprenderemos mejor el mensaje profundo del libro y nos acercaremos a captar la dinámica misteriosa de la historia de la humanidad.

Vicente Alcalá Colacios

Octubre, 2022

1 comentario
1 Linkedin