Salario mínimo de $1 millón

Por: Mauricio Cabrera Galvis
1033 Vistas
icon, human rights, meagre wages-2071972.jpg
Spread the love

El salario mínimo legal vigente (SMLV) para el año entrante debe ser de $1 millón, lo cual implica un aumento de 10 %. La propuesta no es mía; la hicieron la semana pasada los exministros y precandidatos Juan Fernando Cristo ‒de la Coalición Centro Esperanza‒, y Juan Carlos Echeverry ‒precandidato de la Coalición Equipo por Colombia‒. Otras voces se han sumado a proponer un aumento de similar magnitud.

Frente a la propuesta de aumentar el salario mínimo a un millón de pesos, los economistas ortodoxos, como los de ANIF, se han rasgado las vestiduras y plantean que con una inflación de 5 % el SMLV no debe subir más de 7 %, con los argumentos de siempre: que es un costo muy grande para las empresas y el sector público y que un incremento superior aumentaría el desempleo y la inflación, lo que conlleva un freno al crecimiento económico.

Lo primero que debe aclararse es de cuál inflación estamos hablando. Es cierto que el aumento promedio del Índice de Precios al Consumidor (IPC) este año va a estar alrededor de 5%, pero como siempre los promedios no reflejan la realidad. Para los pobres y vulnerables (que son quienes viven con el SMLV) el aumento de precios ha sido más alto, cerca de 7 %, porque dedican una mayor parte de sus ingresos a la compra de alimentos, cuyos precios han subido 15 %. Este solo hecho ya amerita un incremento superior.

El argumento de que al aumentar el salario se reduce el empleo ya ha sido refutado por el último premio Nobel de economía (David Card), porque responde a una visión micro de una empresa individual, según la cual el salario es el precio de la mercancía trabajo que cuando sube disminuye la demanda de esa mercancía, pero olvida que para la economía en su conjunto, el salario es el determinante de la capacidad adquisitiva de la gran mayoría de los consumidores nacionales y, por lo tanto, de la cantidad de productos que puedan vender las empresas en el mercado interno.

En las circunstancias actuales, aumentar el SMLV es la mejor forma de mantener la reactivación de la economía, que hasta ahora ha sido impulsada por un consumo de los hogares financiado con deuda y desahorro. Con un mayor SMLV aumentan los ingresos de los hogares y les da más capacidad de comprar.

Tampoco es cierto que el aumento del SMLV quite competitividad a las empresas. En el mercado interno, si todas las empresas aumentan el salario, no se cambian las condiciones de competencia. En el mercado externo, tampoco se pierde competitividad por la devaluación del peso; con el aumento a $1 millón, el SMLV quedaría en uno 250 dólares, que es un 20 % más bajo que hace una década.

Lo que sí es cierto es que en Colombia hay muchos precios que sin ninguna justificación se incrementan lo mismo que el SMLV: multas y seguros de tránsito, precios de la vivienda popular, etc. Si se termina esa innecesaria indexación habrá más flexibilidad para la negociación salarial.

*          *          *

Adenda: una excelente noticia política es la decisión de Humberto de la Calle de encabezar la lista al Senado de la Coalición de la Esperanza. Su presencia en el Congreso le permitirá liderar la renovación de esa desprestigiada institución. Una lástima que los hermanos Galán hayan decidido ir con lista separada, pero es importante que se mantienen apostándole a la Esperanza.

Mauricio Cabrera

Diciembre, 2021

Dejar un comentario