Regla fiscal

Por: Jorge Ivan Gonzalez
800 Vistas

La regla fiscal ha fracasado: en Colombia y en la mayor parte de los países del mundo. Ha llegado el momento de replantear este discurso, que ha perdido su esencia. 

El año pasado, en 2021, 90 % de los países del mundo tenían un déficit fiscal superior a 4 % del PIB. En la zona euro, en 2020, el déficit fue de 7,2 % del PIB. La regla del llamado Pacto de Estabilidad es de 3 %. En la zona euro, en 2021 el saldo de la deuda pública fue de 97,3 %, y según la regla no debería superar 60 % del PIB En varios países de Europa, el porcentaje llegó a 120 %, como sucede en Italia y España. En Estados Unidos, el porcentaje está alrededor de 130 % del PIB.

El crecimiento de la deuda pública ha sido especialmente notorio en los países de ingresos altos: entre 1991 y 2021 el saldo de la deuda pasó de 55 % del PIB a 122,5 %. En los de ingresos medios (entre los que está Colombia) el saldo de la deuda pública subió de 40,8 % a 65,1 %. Y en los países de ingresos bajos, en el mismo período, pasó de 41 % a 48,6 %.

Esta dinámica de la deuda pública era impensable en los años ochenta. Por aquellos días, cuando se puso en primer plano la crisis de la deuda latinoamericana, el saldo de la deuda argentina oscilaba entre 40 % y 50 % del PIB. Estos porcentajes se consideraban inaceptables. Por esta razón, Argentina tuvo que firmar el plan Brady con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que llevó a una renegociación de los créditos, en la que se exigió una reducción del gasto público.

A nivel internacional se ha modificado completamente la percepción sobre el límite de deuda pública que podría ser admisible. Ahora se mira el panorama con mucho mayor laxitud que en los años ochenta. Sobre todo, porque los países más endeudados son los de ingreso alto.

Romano Prodi, el antiguo presidente de la Comisión Europea, ha dicho que las reglas del Pacto de Estabilidad son “estúpidas”. Otros las califican de “idiotas”. En una reunión que tuvieron en diciembre del año pasado, el presidente francés Macron y el primer ministro italiano Draghi acordaron flexibilizar las normas del Pacto de Estabilidad.

En lugar de cerrar los déficits, tanto Europa como Estados Unidos continúan incrementando la brecha fiscal y la deuda pública. Los gobiernos se niegan a subir impuestos mientras el gasto sigue aumentando. La credibilidad de las reglas se ha perdido.

Para responder a las necesidades de financiamiento, entre 2008 y 2020 la Reserva Federal realizó cuatro QE (Quantitative Easing). Son operaciones de “emisión” (compra de títulos en el mercado secundario). Y las cifras son sorprendentes. Las dos primeras QE fueron por 600.000 millones de dólares cada una. Y la cuarta por 700.000 millones. El Banco Central Europeo no se ha quedado atrás, y desde 2015 viene haciendo operaciones similares. En marzo, la QE europea fue por 750.000 millones de euros. La pandemia y ahora la guerra en Ucrania están exigiendo más gasto público y los déficits continúan ampliándose. En lugar de las reglas es evidente el manejo discrecional de la deuda en función de los intereses políticos de los países. Hoy y siempre, las guerras se financian con deuda.

No obstante la contundencia de los hechos, en Colombia, que hoy tiene un saldo de deuda pública de 61,5 % del PIB, todavía se sigue predicando la bondad de la regla fiscal. Es una mentira colectiva. 

¡El fracaso de la regla fiscal ha sido total!

Jorge Iván González

Abril, 2022

Dejar un comentario