Home Viajes Mi llegada al Taj Mahal

Mi llegada al Taj Mahal

by Pilar Balcázar
288 views

Mi corazón latía y mi cuerpo estaba ansioso, como si tuviera una cita importante. ¡Claro que sí! Había venido a la India con muchas ganas de conocer la séptima maravilla del mundo. 

Entrando al Taj Mahal

Llegamos ansiosos al lugar indicado. Vas caminando y encuentras la puerta de entrada. Es rojiza, pues es de arena rocosa roja, con algunas partes de mármol. De este mismo material son las dos construcciones que están a la izquierda y a la derecha del majestuoso Taj Mahal: una era la casa de huéspedes ilustres y la otra una mezquita. Dice la historia que el emperador musulmán Shah Jahan mandó construir este mausoleo de amor y dolor cuando murió su segunda esposa, al dar a luz a su decimocuarto hijo. La construcción empezó en 1632 y se terminó 21 años después. 

Desde la Mezquita lateral

Esta puerta da acceso a una primera visión. ¡Qué maravilla!  Y sí que lo es: imponente, de mármol blanco, brillante, lleno de luz. Ese día llegamos hacia las 5.00 p.m., cuando el sol comenzaba a caer y nos regalaba el más hermoso atardecer a la izquierda, mientras que a la derecha se levantaba la luna llena. ¡Qué mejor espectáculo! ¡Qué regalo de Dios, de la naturaleza y de mis amigos Anku y Sam. Ellos planearon que la visión de la luna llena fuera en el Taj Mahal.  Y todo salió perfecto. Dios está ahí siempre.

¡Fui tan feliz! Mi cuerpo, mi alma, mi espíritu, mi mente, todos estaban conectados en agradecimiento. No puedo explicar esta felicidad con palabras.  Observé cada detalle, cada pared con incrustaciones de lapislázuli, malaquitas, turquesas, jade, jaspe, coral y alguna otra piedra más. Un trabajo maravilloso. Y en el mármol, cada talla tenía exquisitos detalles mínimos.  ¿Se imaginan los días de dedicación para hacer esas tallas? Hermosas, realmente hermosas. El Taj Mahal es una enorme joya, es arte grandioso, es único, es simbólico, es mágico, es extraordinario… y mucho más. 

Los detalles de la talla en el Mármol

Fuimos los últimos en salir. La guardia nos sacó a punta de “pito”. Es lo usual. Todo lo resuelven con el pito. Hicimos poco caso, caminamos lento y pudimos tomar las mejores fotos, ya sin personas. La luna nos siguió hasta el final. 

Terminamos en el hotel en una ceremonia del fuego, porque era la bienvenida del Holy, que es la celebración del triunfo del bien sobre el mal después del invierno.

Final del dia en Taj Mahal

Pilar Balcazar

Agra, India, Marzo 2020

Related Articles

16 comments

Jolupuster@gmail.com 3 octubre, 2020 - 9:56 pm

Pilar: ustedes (las mujeres), son nuestra riqueza!!!

Reply
Marysol 5 octubre, 2020 - 1:57 pm

Los sueños logrados hacen que dos corazones palpiten con la intensidad de la emoción que les permitió compartir juntos ese momento y espacio añorado.
Que Dios les permita vivir muchas otra experiencias como esta.
Marysol

Reply
Jose E Baute 5 octubre, 2020 - 2:11 pm

Excelente descripcion del lugar y del momento alla voy a llevar a Aren asi sea amarrada por los largos vuelos jajja

Reply
Martin Orozco 5 octubre, 2020 - 3:23 pm

Excelente relato, bellas fotos.

Reply
Beatriz Lindo 5 octubre, 2020 - 6:16 pm

Darío te felicito por esta historia que me hace soñar, es maravilloso saber que existen lugares tan hermosos, es un sueño hecho realidad, Dios les dio esta oportunidad, y ahora con el talento tuyo me lo haces vivir, un abrazo,
Beatriz

Reply
Dario@dgconsultants.global 5 octubre, 2020 - 9:36 pm

Beatriz. El autor de este artículo es Pily. Estábamos juntos pero ella escribió esto tan Bello. Le daré tu comentario. Gracias

Reply
Patricia Maya 5 octubre, 2020 - 9:24 pm

Darío, tus palabras reflejan lo que alberga tu corazón!!! Maravilloso relato!

Reply
Dario@dgconsultants.global 5 octubre, 2020 - 9:37 pm

Patricia. Pily fue quien escribió esto tan bello. Estábamos juntos. Le enviaré tu comentario. Gracias

Reply
Veronica 6 octubre, 2020 - 12:12 am

Estuve ahi sin estarlo. Gracias por permitirmelo con tu relato tan descritivo y vivido!!!

Reply
Milly 6 octubre, 2020 - 10:37 am

Que hermoso relato y que bellas fotos! La capacidad de Pily de relatar la visita hace sentir que también estuve en el lugar. Hermoso! Gracias por compartir esta maravilla

Reply
Carola Borda de Toro 6 octubre, 2020 - 9:40 pm

Me encanto fue como estar ahi miiil gracias y adelante Dios esta contigo se ciente

Reply
Fabio Guayara 8 octubre, 2020 - 2:40 pm

Hermosa fotografía y excelente relato, gracias por compartirlo.
¡Bendiciones!

Reply
Vicente Alcala 8 octubre, 2020 - 4:45 pm

Hasta hoy creia que no tengo imaginacion, pero con este relato vi que si.
Ademas, comparti la alegria y el extasis de la viajera!

Reply
Juan Camilo 9 octubre, 2020 - 5:38 pm

Excelente Blog, cada renglón te transporta a esa aventura maravillosa.

Reply
Mireya Holm 9 octubre, 2020 - 10:16 pm

Que Belleza Pilin. Que poder descriptivo tan fantastico que tienes. Tu relato es un poema y dejas sentir en tus palabras la sensibilidad artística que siempre te acompaña. Debes seguir escribiendo Y ya que dejaste la pintura Deleitarnos con el colorido sutil de tu vena literaria. Felicitaciones

Reply
Monica Rojas Coronado 23 octubre, 2020 - 10:22 am

Que belleza de lugar Pily y tu descripción Tan suntuosa lo hace más mágico espero verlo personalmente algún día , pero desde ya gracias a ustedes contemplo su belleza felicidades por este regalo tan lindo que se dieron 👏🏻👏🏻un abrazo grande
😘😘

Reply

Leave a Comment