Maravilla, éxtasis, energía

Por: Luis Guillermo Arango
92 Vistas
cheers, joy, poor

Las dos últimas reuniones de los jueves, donde invitamos a conferencistas para que nos expongan diversos temas, las dedicamos a compartir nuestras experiencias con los libros, con el fin de compartir cuáles han sido nuestros libros favoritos. Este breve artículo nos introduce a esa temática vital.

Un tema aparentemente sencillo: ¿cuál es el libro que más le ha impactado en su vida? Solo 30 o 50 personas, “amigos de toda la vida”, comunicándose a través de zoom.

¡Cuánta riqueza acumulada en cada uno a lo largo de los años! ¡Qué conjunto de energía vital entremezclada! ¡Qué diversidad de experiencias! ¡Qué variedad de sentimientos en cada uno! ¡Qué capacidad la de cada cual para dejarse “tocar” por un libro, por una frase o por una palabra! ¡Qué riqueza interior dejó ver cada persona del grupo, que compartió sus lecturas!

Algo que me impactó profundamente: los autores de esos libros, provenientes de numerosos países, ni imaginaron que producirían esa pluralidad de reacciones, que incluso orientarían la vida de esas personas cuando estaban escribiendo sus novelas, sus ensayos, sus poemas, sus textos. Muchos de ellos vivieron hace siglos. 

Me viene a la memoria aquella idea ‒no sé de quién es‒, que expresa que cuando una mariposa aletea en un continente, su efecto se siente al otro lado de la Tierra. Es sobrecogedor palpar que todos somos uno, un mismo cuerpo universal, que formamos parte integral de una misma energía que nos penetra en todos los sentidos y que, gracias a eso, permite que nos estemos comunicando permanentemente, aun sin darnos cuenta, con una cantidad insospechada de personas y de seres en general.

¡Qué responsabilidad la que tenemos con cada respiración, con cada acto, incluso con cada pensamiento!  Estamos incidiendo en cada instante en la vida misma y en la naturaleza toda.

Esta Maravilla produce un Éxtasis tal que dan deseos de dejarse llevar por esa Energía.

Luis Guillermo Arango Londoño

Junio, 2021

5 Comentarios

Carlos Posada 21 junio, 2021 - 7:40 am

Se dice que cuando uno lee un libro ya no es el mismo que empezó a leerlo. Es que uno se llena de nuevas energías. La verdad es que escuchar la riqueza encerrada en los libros que leyeron y comentaron mis amigos fue una experiencia maravillosa. Gracias por compartir tanta abundancia!

Responder
Luis Alberto Restrepo 21 junio, 2021 - 9:28 am

Gracias, Luisgui, tú siempre tan positivo. Qué bendición! Que la Vida te conserve siempre así. Abrazos!

Responder
Vicente Alcala 21 junio, 2021 - 12:22 pm

Luis Guillermo, después de 40 o 45 años, tuve comunicación de tí por José Roberto, tu hermano y desde el año pasado por estas tertulias nuestras. Este sencillo ejemplo confirma todo lo que expresas en tu artículo que es muy bello, real y profundo.
Un abrazo.

Responder
Jorge+Luis+Puerta 21 junio, 2021 - 2:42 pm

Orgulloso y agradecido de haber tenido un “maestrillo” como tú.

Responder
Javier Escobar Isaza 21 junio, 2021 - 5:19 pm

Luis Guillermo, leyendo tu artículo pensé que al hacerte asesor de seguros hiciste lo correcto, pues con esa actitud tan entusiasta que te ha caracterizado siempre lo que has hecho es comunicarles a tus conocidos y amigos esa seguridad fundamental que llega con el optimismo, y le añades a esta, como si fuera poco, el servicio de tu ayuda en los seguros de carácter económico. Y encuentras y desarrollas además, en estas sesiones de Zoom, ese flujo de ideas diferentes que confluyen en una unidad espiritual.
Me alegro de volver a entrar en relación contigo.

Responder

Dejar un comentario