Madera

Por: Jorge Luis Puerta
351 Vistas
forest, moss, creek

Me cuentan, y también lo leo, que nuestra dolorida costa Pacífica colombiana, por la que viajé tantas veces, abandonada eternamente por el Estado, se ha encontrado desde hace años con los efectos de la guerra fratricida nacional y con el tráfico de todo tipo de sustancias.

Hace un tiempo, la madera atraía a familias enteras. Padres, hijos y otros parientes, se internaban en esos bosques inhóspitos, amenazantes, buscando una “mancha” que les permitiera sobrevivir durante algunos meses. Había empresas multinacionales que necesitaban “tragarse” la madera para fabricar pulpa de papel y para otros usos.

Con el tiempo y el sudor de hombres y niños esa madera navegaba por ríos y quebradas días enteros y llegaba a los sitios donde las empresas la compraban, pagando poco y mal. Descontaban peso a las “trozas” mojadas, además, las balanzas eran suyas. Había que vender, pues era impensable e imposible volver, río arriba, con tanto peso. 

El descontento parió una idea de mejora: ¿por qué no organizamos lugares de acopio más cercanos a nuestras viviendas, con pesas bien calibradas, con secaderos, con capacidad para tratar esas trozas tan enormes? Y fueron surgiendo dos, tres, cinco sitios…, pero las empresas no venían a comprar, de lo acostumbradas que estaban a recibir y pagar solo lo que le llevaban…

Pasaron muchos días. Algunos comenzaron a desanimarse…, cuando un fin de semana apareció un barco comprador. Nuestros ojos no podían creerlo. Ahora, la negociación fue totalmente diferente. El sudor se transformó en lágrimas de alegría.

Hubo una celebración interminable…

Jorge Luis Puerta

Octubre 2020

1 Comentario

Xmc 13 febrero, 2021 - 4:46 am

hmm.. Very thorough post. I have found myself directed here before from aol search and undoubtedly will find myself here again. I just thought I’d take a minute out of my day to express. As a website owner myself I know that is is nice to get some feedback on your works sometimes. Anyway, I’m sure I’ll end

Responder

Dejar un comentario