Home Actualidad El Registro Social de Hogares

El Registro Social de Hogares

Por Jorge Ivan Gonzalez
260 vistas
Download PDF

Estos días, Planeación Nacional dio a conocer el Registro Social de Hogares. Es un paso intermedio hacia la consolidación del Registro Universal de Ingresos, ya aprobado en el Plan Nacional de Desarrollo.

El Registro Social es el resultado de un largo proceso que busca mejorar los mecanismos de focalización. El instrumento se consolidó durante la pandemia, gracias al avance significativo logrado mediante la incorporación de los registros administrativos. En medio de la crisis causada por el covid, el Gobierno agilizó los procedimientos para mejorar la asignación de los subsidios. La urgencia de aquellos días fue un estímulo para incorporar la información administrativa disponible a las bases de datos. La interoperabilidad de las diferentes fuentes se convirtió en una prioridad. Y se diseñaron los mecanismos administrativos necesarios para articular los registros administrativos. La integración de las bases de datos ha alcanzado dimensiones significativas.

El Registro Social recoge las experiencias acumuladas a lo largo del tiempo, en el diseño de los mecanismos de focalización. El proceso comenzó desde 1995 con el Sisbén I. Hasta ahora se han realizado cuatro versiones del Sisbén[1]. La última, el Sisbén IV, está vigente y trata de corregir limitaciones de las metodologías anteriores, sobre todo porque incorpora, de manera indirecta, el ingreso. Pero estos logros no son suficientes y siguen existiendo errores de inclusión y exclusión. Se califican como pobres hogares que no lo son, y no se consideran pobres a hogares que sí lo son. Para reducir estos errores, es importante mejorar los instrumentos que permitan gestionar de manera adecuada las estrategias de la política pública.

El Registro Social permite ir corrigiendo estos errores, de tal manera que los subsidios lleguen a quienes efectivamente los necesitan. Estas bases de datos ya incluyen 55 millones de registros, que corresponden a 32,6 millones de personas. El Registro se ha construido con 28 bases de datos nacionales y 1.832 bases territoriales. En el proceso han participado 32 gobernaciones, 30 ciudades capitales y 1 007 municipios.

La información del Sisbén IV es uno de los insumos del Registro Social. Mientras se siga consolidando, se irán eliminando varios de los instrumentos que hoy existen. Por lo tanto, en el futuro no será necesario realizar un Sisbén V. La consolidación del Registro Social permitirá dejar de lado las encuestas de Sisbén y las que se hacen en programas como Familias en Acción.

Si la dinámica continúa siendo exitosa, se irá avanzando hacia el Registro Universal de Ingresos. La política fiscal se podrá cualificar de manera sustantiva cuando todos los hogares colombianos informen sobre sus ingresos, de tal manera que los de mayor ingreso paguen impuestos, y quienes tienen menor capacidad de pago reciban subsidios.

Al pasar del Registro Social de Hogares hacia el Registro Universal de Ingresos se irá abandonando la estratificación que presenta numerosos errores, sobre todo de inclusión. Actualmente, 3,5 millones de hogares están recibiendo subsidios por servicios públicos domiciliarios, sin que sean pobres o vulnerables. El costo fiscal de estos errores de inclusión es significativo. La estratificación ha mostrado sus limitaciones intrínsecas y, por lo tanto, se debe ir eliminando.

Jorge Iván González

Julio, 2023

Publicado en La República, Bogotá


[1] Sistema de Identificación de Potenciales Beneficiarios de Programas Sociales.

1 comentario
0

También te gustara

1 comentario

Bernardo Nieto Sotomayor 7 julio, 2023 - 12:40 pm

Muy clara explicación de la intención que persigue el Registro social. Es necesaria una buena y bien pensada estrategia de difusión de sus bondades y propósitos, que permita comprender este valioso mecanismo de lograr justicia social equidad y progreso para todos.

Respuesta

Deja un comentario