Categorías
Cultura

El momento creativo

“El momento creativo es un instante mágico, cuando las ideas fluyen y las posibilidades son infinitas”. – Roald Dahl

“El momento creativo es un instante mágico, cuando las ideas fluyen y las posibilidades son infinitas”. – Roald Dahl

Adoro estos momentos que me ocurren en la vida: todo tu ser tenso, sensible, libre, acariciando, viendo la posibilidad de materializar una idea…

Tu sensibilidad es otra, como globalizante, abarcadora, tiene como centro el tema que te absorbe, todo tiene relación con él, fluye de él y vuelve a él. No quieres distraerte.

La memoria comienza a actuar por sí sola, asocia recuerdos cercanos y lejanos, nombres, lecturas, personas, situaciones… a veces contradictorias, como fuegos artificiales que te iluminan, te sugieren colores, formas… hasta sonidos. Parece un diamante de infinitas caras.

La imagen de lo que quieres escribir (¿pintar? ¿filmar? ¿componer?) va apareciendo borrosa, pero persistente. Se convierte en algo obsesivo pero placentero, y cada vez que se siente mejor definida, es más exigente, te pide más y tienes que dar todo de ti. Lees, miras, oyes, buscas ayuda… Cuando la encuentras, el placer es difícil de describir, como cuando subes a un cerro, llegas a la cima y… el horizonte te muestra el infinito.

Finalmente -es para mí lo más gratificante- surge la pregunta: ¿Con quién lo comparto? ¿Quién lo puede recibir como un regalo? ¿Quién me lo puede criticar para ver si se puede mejorar?

Y lo mejor: ¡que todo esto te suceda a la altura de tus 78 años! 

Gracias a la vida.

Jorge Luis Puerta

Julio, 2023

Por Jorge Luis Puerta

Estuvo en la Compañía de Jesús entre 1964 y 1969.
La vida le ha premiado con 5 hijos y 10 nietos. Vive en Perú desde 1982, actualmente en la ciudad de Lima. Su formación humanística le ha llevado a trabajar en temas de desarrollo social y productivo en Colombia y Perú, colaborando con proyectos de cooperación internacional.

6 respuestas a «El momento creativo»

Como de donde viene, desde el “yo soy”, desde el impulso de la vida (conatus de Spinoza), el acto creador es inefable.

En su libro “Insight, an essay on human understanding”, Bernard Lonergan, S. J., define la intelección como el momento y el chispazo cuando, la fuerza de nuestra inteligencia logra resolver un enigma, descubre la clave para resolver un problema e intuye cuál es la respuesta a un interrogante que nos ha atormentando y al que hemos querido responder con ansiedad. Es un momento glorioso de relajación y gozo. Aunque Lonergan se refiere a descubrimientos y a una actividad de la Inteligencia y propia del quehacer científico, la intelección también está presente en el acto creativo qué es propio de los seres inteligentes y que nos produce un gozo exultante cuando logramos crear y dar forma a lo que con ansia queríamos expresar, plasmar en sonidos, colores, formas o estructuras, o en cualquier manera de hacer arte. Coincido plenamente con tu sentir y con la manera como lo expresas, querido Jorge Luis. Sinceras felicitaciones.
Bernardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil