Categorías
Cultura

El galeón sumergido, patrimonio cultural

Los gobiernos nacionales no han asumido con rigor y firmeza la defensa de unos de los proyectos arqueológicos subacuáticos más importantes de nuestra historia cultural.

Los gobiernos nacionales no han asumido con rigor y firmeza la defensa de unos de los proyectos arqueológicos subacuáticos más importantes de nuestra historia cultural.

En inmediaciones de las Islas del Rosario, una emboscada inglesa hundió el galeón español San José, en junio de 1708. Naufragaron 600 personas, entre tripulantes y pasajeros, que tuvieron el infortunio de que el galeón llevara una carga de joyas, oro, plata, piedras preciosas, cañones de guerra, cerámicas y quién sabe qué más objetos cuantiosos que traía de la feria de Portobelo, en la actual Panamá.

Algunas publicaciones dicen que el cargamento se valora en más de diez mil millones de dólares. La empresa cazatesoros Sea Search Armada, que reclama desde 1982 el descubrimiento del galeón sumergido, alegó en febrero pasado que el monto que ellos pretenden obtener es del 50% por ciento.

Si no fuera por declaraciones recientes del Ministerio de Cultura que dicen que el galeón San José no es un tesoro, sino un patrimonio histórico y cultural de la Nación, uno diría que los gobiernos del país no han asumido con rigor y firmeza la defensa de unos de los proyectos arqueológicos subacuáticos más importantes de nuestra historia cultural, incluida la dación de una ley de 2013 que abrió la puerta a la posible comercialización de ese patrimonio inalienable de los colombianos.

Por fortuna, investigadores de la Armada Nacional están a cargo. Se pronunciaron los académicos especialistas en arqueología subacuática entre quienes destaca el profesor y experto Juan Guillermo Martin, PhD en Patrimonio Histórico y Cultural y con prestigio internacional. El diario español ABC publicó hace poco un ensayo riguroso y preciso sobre las complejidades jurídicas y técnicas del asunto del Galeón San José, pese a que España tiene una posición diferente a la colombiana, dado que el barco fue hundido por los ingleses en la época de la Colonia, pero no ha hecho una reclamación formal a las autoridades colombianas.

Tengo mucho aprecio por la trayectoria de Juan Guillermo Martin. Ingresó en 2011 a la Universidad del Norte y le encomendé como rector, la misión de desarrollar un museo arqueológico desde la dirección del grupo investigativo que había iniciado décadas atrás el profesor Carlos Angulo Valdés.

El resultado ha sido la creación y apertura de Mapuka -Museo Arqueológico de los Pueblos del Caribe- que muestra e ilustra nuestra historia con materiales extraídos de las excavaciones que por años han recolectado investigadores de la universidad. Tratándose de un bien cultural de nuestra historia como el Galeón San José, el profesor Martin y su grupo son autoridad para escuchar y alentar la defensa transparente de nuestro patrimonio histórico y cultural.

Jesús Ferro Bayona

Marzo, 2024

Por Jesús Ferro Bayona

Jesuíta de 1960 a 1977. Estudió Filosofía y Letras. Máster en Filosofía, Universidad de Lyon y de Teología, Instituto Sèvres de París. Estudios doctorales en la Escuela de Altos Estudios de París. Padre de Andrés, administrador de empresas, Juan Camilo, comunicador, y María Isabel, comunicadora, y abuelo de Dylan, de cinco años. Fue rector de la Universidad del Norte, Barranquilla, 1980-2018. Dedicado ahora a leer, escribir y dar un curso de Historia de las civilizaciones.

2 respuestas a «El galeón sumergido, patrimonio cultural»

Chucho, no es que “todo tiempo pasado fue mejor” como dice un dicho, pero mirar y conocer el pasado es imprescindible para el presente y el futuro humanos. Y el pasado es histórico, cultural, patrimonial, “ancestral”, biológico, intelectual, espiritual, trascendente… aunque más que “presente” es permanente. Gracias por tus contribuciones y, específicamente por esta concreta de Mapuka y de tus artículos.

Vicente, estoy de acuerdo contigo : mirar y conocer el pasado es imprescindible.
como dices. Gracias por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil