Categorías
Cultura

Carta de Julio Hidalgo

Al cierre de esta serie de “cartas al padre” que venimos publicando aquí, presentamos esta transcripción tomada de uno de los libros[1], Desenreda tu vida, escritos y publicados por María Cristina, esposa de nuestro compañero Julio Hidalgo, y enviada por él:

Al cierre de esta serie de “cartas al padre” que venimos publicando aquí, presentamos esta transcripción tomada de uno de los libros[1]Desenreda tu vida, escritos y publicados por María Cristina, esposa de nuestro compañero Julio Hidalgo, y enviada por él: 


Un mandato bíblico define muchas cosas en la vida humana: honrar a padre y madre, es decir, tomarlos en nuestro corazón, con lo bueno y lo no tan bueno que ellos son. Las siguientes son oraciones que ayudan a sanar nuestra relación con nuestros papás biológicos:

Querido papá: Querida mamá: 
Tomo de ti la vida, toda entera Tomo de ti la vida, toda entera 
Con lo bueno y lo malo, con lo bueno y lo malo, 
y la tomo al precio entero que a ti te costó y que a mí me cuesta. y la tomo al precio entero que a ti te costó y que a mí me cuesta. 
La aprovecharé, para alegría tuya y en tu memoria. La aprovecharé, para alegría tuya y en tu memoria. 
No habrá sido en vano. No habrá sido en vano. 
La sujeto firmemente y la honro, La sujeto firmemente y la honro, 
y la pasaré como tú lo hiciste, y la pasaré como tú lo hiciste, 
a mis hijos, o a los hijos de otros. a mis hijos, o a los hijos de otros. 
Te tomo como mi padre, Te tomo como mi madre, 
y te pido tomarme como tu hijo(a). y te pido tomarme como tu hijo(a). 
Tú eres el Verdadero para mí. Tú eres la Verdadera para mí. 
Tú eres el grande, yo el(la) pequeño(a). Tú eres la grande, yo el(la) pequeño(a). 
Tú das, yo tomo. Tú das, yo tomo. 
Querido papá, Querida mamá, 
Me alegra que hayas elegido a mamá. Me alegra que hayas elegido a papá. 
Ustedes son los únicos para mí, solo ustedes. Ustedes son los únicos para mí, solo ustedes. 
Y de ustedes tomo mi fuerza. Y de ustedes tomo mi fuerza. 

Julio y Maria Cristina Hidalgo

[1] Distribuidos por ellos mismos.

Por Julio Hidalgo

Jesuita de 1958 a 1968. Nació en Pasto, Nariño. Estudió Humanidades y Filosofia y Letras, con especialización en Etica, en Gallarate (Italia) y en la Universidad Javeriana de Bogotá. Comenzó estudios de Teología en la Javeriana de Bogota. Hizo una especialización en el Modelo Terapéutico de Constelaciones Familiares desarrollado por el psicólogo alemán Bert Hellinger. Trabajó como docente en el Colegio Anglo-Colombiano de Bogota y fue Docente en el SENA y en las Universidades Javeriana y San Buenaventura. Hace Asesoría y terapias de Constelaciones Familiares. Lleva treinta y dos años como pareja equipo, con su esposa Cristina, en el Encuentro Matrimonial Mundial, Colombia.

4 respuestas a «Carta de Julio Hidalgo»

Aunque escribimos a nuestro padre, que bien unir nuestros sentimientos a la mamá. Gracias Julito (no sólo al de la foto, sino al de ahora y a María Cristina).

Julio, tu oracion-reconocimiento del valor de lo que fueron para ti tus padres es el himno que quisieramos todos poder decir con la sinceridad de un corazon agradecido por su presencia en la concepcion, en la infancia, en la juventud. Que los que no pudieron tener el tesoro de haber experimerntado a sus padres como tu, encuentren en este himno de agradecimiento las palabras que quisieran hacerles llegar a los padres donde quieran que esten escuchandolos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil